Isabel Preysler cumple 62 años: sus 25 mejores fotos

Isabel Preysler, nuestra reina de corazones más glamourosa, aprovecha la segunda oportunidad que le brinda la vida junto a Boyer, recuperado de su ictus.

22807

1. Bodas de plata con Miguel y 62 cumpleaños

15 febrero, 2013

Isabel Preysler en su última aparición pública con Miguel Boyer, en julio del año pasado, agradeciendo a sus amigos y conocidos las muestras de interés por el estado de salud del exministro de Economía, cuatro meses después de sufrir un ictus a finales de febrero de 2012, que llegó a hacer temer por su vida.

2. Su boda de juventud con Julio Iglesias a los 19 años

15 febrero, 2013

En enero de 1971, un mes antes de cumplir los 20 años, Isabel Preysler Arrastía contrajo matrimonio en Illescas (Toledo) con Julio Iglesias de la Cueva, de 27 años entonces. La flamante esposa de un cantante que se iniciaba en abigarrado panorama del pop español, en el que luchaba por sobresalir, era una desconocida joven filipina de ascendencia europea, estudiante de secretariado en Madrid.

3. La señora de Iglesias, embarazada de dos meses de Chábeli

15 febrero, 2013

Foto obtenida en el madrileño y entonces rudimentario aeropuerto de Barajas, a comienzos de la década de los 70. Isabel Preysler, recién casada con Julio Iglesias, estaba embarazada de dos meses de Chábeli, la primera de los tres hijos que tuvo en su primer matrimonio. La señora de Iglesias permanecía a la sombra de su marido con un bajísimo perfil público, que solo abandonaba cuando el marketing discográfico así lo demandaba, en pro de la ascendente y ambiciosa carrera de su marido.

4. El bautizo de Enrique, tres años antes de la separación

15 febrero, 2013

Los Iglesias-Preysler en junio de 1975, en el bautizo de Enrique, el último miembro del clan familiar, que en aquel momento tenía dos meses de vida. Al fondo de la foto vemos al famoso doctor Iglesias Puga, afamado ginecólogo de la alta sociedad madrileña, padre del cantante y abuelo del pequeño; abajo, en primer plano, Chábeli tres meses antes de cumplir cuatro años. Julio José, el hijo mediano de la pareja, de dos años, no aparece en la instantánea familiar… Tres años después de la idílica estampa familiar, Isabel se separó de Julio Iglesias, poniendo fin a siete años y medio de matrimonio.

5. Isabel recupera su soltería, con tres hijos

15 febrero, 2013

Así era Isabel Preysler, tras obtener la nulidad de Julio Iglesias, a los 28 años. Empezaba su relación con el marqués de Griñón y aún no se había operado por primera vez de la nariz, intervención a la que se sometería poco después, siendo ya esposa de Carlos Falcó debido a una desviación de tabique que intentó corregir en el quirófano y que le obligó a nuevas intervenciones, posteriormente, por no estar satisfecha con los resultados de la operación.

6. El vestido de novia en su boda con el marqués de Griñón

15 febrero, 2013

Este fue el vestido de novia que llevó Isabel Preysler en su segunda boda, también por la iglesia, con el marqués de Griñón. La ceremonia se celebró el 23 de marzo de 1980 en la intimidad familiar, en la capilla de la finca de Malpica (Toledo). Isabel aportaba tres hijos al matrimonio, y Carlos dos, que tuvo con Jeanine Girod del Avellanal: Manuel y Sandra. A partir de su boda, Isabel, el gran amor perdido al que Julio Iglesias cantaba por medio mundo, se convertía en marquesa de Griñón título con Grandeza de España.

7. El estilo marquesa de Griñón

15 febrero, 2013

Al año de casada, en 1981, ya era perceptible un cambio en el estilo de Isabel Preysler, que se decantaba por lazos y gorgueras, muy aristocráticos. Aunque en sus tarjetones de visita lucía el flamante título que ostentaba como consorte “Marquesa de Griñón”, siempre se mantuvo muy cercana a sus amigos y prefería que la siguiesen llamando sencillamente por su nombre de pila, sin más apellido ni oropel. En este arranque de década, Isabel era la dama más solicitada en los salones de alcurnia.

8. Los marqueses de Griñón y Chábeli

15 febrero, 2013

Los marqueses de Griñón, que ya tenían una hija de año y medio, Tamara Falcó, con Chábeli, la mayor de los tres hijos que Isabel tuvo con Julio Iglesias, que se había trasladado a vivir con sus hermanos Julio José y Enrique a Miami, y viajaban con enorme frecuencia con sus hermanos desde la ciudad de Florida a la capital de España, donde continuaba viviendo su madre. Su segundo marido, el marqués de Griñón, conserva una estrecha relación con los hijos mayores de Isabel, especialmente con Chábeli.

9. Primer encuentro público con Miguel Boyer

15 febrero, 2013

El 4 de abril de 1984 en los premios Naranja y Limón de la Peña periodística Primera Plana, se obtuvo una de las fotos más buscadas desde hacía meses: la bellísima marquesa de Griñón junto al brillantísimo ministro de Economía y Hacienda del gobierno socialista de Felipe González, Miguel Boyer. Los rumores que hablaban de una relación entre ellos era incesante últimamente, pese a las apariciones públicas de Carlos e Isabel, a modo de mentis a los comentarios. Boyer, que entonces tenía 45 años estaba considerado como uno de los hombres más poderosos y atractivos de la España de la transición.

10. Navidades en su casa de la calle Arga

15 febrero, 2013

Separada del marqués de Griñón, desde julio de 1985, Isabel Preysler disfrutó de sus primeras navidades de «soltera» en familia en su casa de la calle Arga número 1, en la residencial colonia de El Viso, uno de los edificios más fotografiados en la época. El traslado de los enseres personales del marqués de Griñón, exesposo de Isabel, y las continuas visitas de Boyer eran portada de las revistas una semana tras otra. Isabel y Miguel nunca ocultaron su relación, que motivo, en una gran parte, la decisión de dimitir de Boyer, el 6 de julio de 1985. La leyenda romántica de Isabel iba creciendo.

11. Boda civil con Miguel Boyer en Madrid

15 febrero, 2013

Después de obtener el divorcio del marqués de Griñón en julio de 1987 y tras unos años de convivencia con Miguel Boyer, Isabel Preysler se casó con el exministro en el Registro Civil de Madrid, el 2 de enero de 1988. Boyer aportaba dos hijos al matrimonio, Laura y Miguel, e Isabel, cuatro, la mayor, Chábeli, de dieciseis años y medio, que vivía con su padre y sus hermanos varones en Miami, y la pequeña Tamara, de seis, de la cual su madre conservaba la guarda y custodia, por lo que residía con la pareja. Tamara siempre ha estado muy unida a «tío Miguel», como llama familiarmente a Boyer al que considera un segundo padre, por lo que ha sufrido muy directamente con el percance de salud que el marido de su madre tuvo el año pasado.

12. Embarazada de Ana, su quinta hija

15 febrero, 2013

En 1988, así era la esposa de Miguel Boyer, a los 37 años. Quedarse embarazada de su hija Ana fue una de las grandes noticias del año y su felicidad con Boyer era evidente. Isabel no se cansaba de repetir que estaba encantada junto a su marido, con fama de intelectual y poco amigo de fiestas sociales, y pese a la aparente disparidad de gustos y aficiones de los cónyuges, el suyo se ha revelado como uno de los matrimonios más duraderos de la vida pública española.

13. Primer viaje de casados a Egipto

15 febrero, 2013

Egiptólogo y enamorado de aquel país africano, Miguel Boyer le descubrió a Isabel Preysler los encantos y misterios de Egipto, adonde realizaron su primer viaje como marido y mujer. Isabel iba abandonando el estilo aristocrático y se empezaba a decantar por looks más casuales y frescos. Preysler se convirtió en un icono de elegancia y estilo para la divine gauche en el Madrid de la movida, donde se convirtió en invitada imprescindible en las fiestas más vanguardistas y chics.

14. La presentación de su hija Ana Boyer

15 febrero, 2013

El 18 de abril de 1989 vino al mundo la hija del matrimonio Boyer-Preysler, Ana, a quien presentaron ante la prensa a la salida del hospital Ruber Internacional de Madrid. A sus 38 años, Isabel Preysler vivió de una manera distinta esta maternidad más madura: «No es igual tener una niña en tus brazos a los 20 años, como tuve a Chábeli, que ahora, con casi cuarenta». Muy parecida a su padre, Miguel Boyer, interesada en los estudios y la lectura, Ana también hereda las dotes sociales de su madre y la belleza de la «reina de corazones». Hoy, a sus 23 años es la única de los hijos de Isabel que continúa viviendo en casa con ellos, mientras que finaliza sus estudios de Derecho y Económicas.

15. Los Boyer, reyes de la “beautiful”

15 febrero, 2013

 Isabel Preysler y Miguel Boyer poco después de celebrar segundo aniversario de casados. En el arranque de la década de los 90, el matrimonio Boyer tenía una intensa vida social que se movía en los círculos financieros y políticos, y tenía como marco las cenas en casa de amigos, tan en boga en la época entre los poderosos. Ellos se construían su casa en Puerta de Hierro, un chalet que les trajo más de un quebradero de cabeza inicial cuando derribaron la construcción original para poner en pie la casa de los sueños de Isabel, que se llevó a efecto pese a la denuncia por presunta infracción urbanística de Grazia Bergese, excuñada de Miguel y vecina del matrimonio… Finalmente Isabel tuvo su impresionante casa de 44 habitaciones y 13 baños, piscina cubierta, gimnasio, sauna y todo tipo de comodidades que se ha convertido en el lugar ideal para su retiro dorado.

16. Modelo publicitaria en alza a los 40 años

15 febrero, 2013

Isabel Preysler, estupenda a los 41 años. Su carrera publicitaria se iba asentando en los dos años que llevaba como imagen de una empresa de materiales de construcción y otras firmas de lujo y prestigio la tuvieron como su modelo más glamourosa. Un año antes le habían suspendido la nulidad de su matrimonio con Carlos Falcó, tras revisar el proceso, algo que no la afectaba personalmente porque era el marqués de Griñón quien la había solicitado e Isabel se consideraba suficientemente casada con Boyer siendo civilmente su esposa.

17. Isabel Preysler y su feliz tercer matrimonio

15 febrero, 2013

El matrimonio Boyer tras asistir a una recepción en el madrileño palacio de Oriente, en octubre de 1993. El mes anterior, el día 11 de septiembre su hija Chábeli había contraído matrimonio con Ricardo Bofill en Sant Just D’ Esverns (Barcelona) y sus lógicas preocupaciones maternales ante la repercusión mediática de los noviazgos de juventud de su hija mayor, que menudearon en años anteriores, parecían asunto pasado y superado… Hasta que se separaron en febrero de 1995.

18. Una “mamá 10″ de 45 años

15 febrero, 2013

Con una figura envidiable a sus 45 años, Isabel Preysler con sus hijas pequeñas: Tamara y Ana. Después de cinco maternidades, Isabel Preysler ha sabido mantenerse en forma a base de muchos cuidados físicos, gimnasia, deporte y una dieta alimenticia saludable aunque con algunas licencias, ya que se declara una adicta al chocolate, que suele consumir a todas las horas del día. Para Preysler los 45, que ella tenía en este verano de 1996, son una edad estupenda a partir de la cual. «Bastante suerte tienes si logras mantenerte».

19. Serena y ecuánime ante el divorcio de Chábeli y Bofill

15 febrero, 2013

Isabel Preysler tenía 46 años en 1997 y había encontrado su propio estilo: cabellos retirados y un vestuario elegante pero menos encorsetado. En lo familiar, este año venía marcado por el divorcio de Chábeli y Bofill, que la llevó indirectamente a las portadas periodísticas a causa de las tensiones entre los exesposos. Siempre diplomática y con una mano izquierda prodigiosa, logró mantener el equilibrio y que el divorcio de su hija y el polémico y excéntrico arquitecto se mantuviera dentro de unos marcos de discreción exquisitos.

20. Media melena rejuvenecedora

15 febrero, 2013

En 1999 Isabel Preysler apostó por un corte de cabello que la rejuvenecía a los 48 años. Empezaron a abundar los escotes en su vestuario y Preysler explotó con sabia madurez sus clavículas y su cuello, unas notas distintivas que ha conservado durante todos estos años. Ese año su hijo Enrique había ganado por primera vez el “American Music Award” como “Artista Latino”, compitiendo con el mismo Ricky Martin ylanzó su primer álbum completamente en inglés llamado «Enrique». Isabel no podía estar más orgullosa como feliz madre del artista que apuntaba poner asedio al trono del pop español que hasta entonces había ostentado su padre, Julio Iglesias, primer exmarido de Isabel.

 

21. En el “top-ten” de las abuelas estupendas

15 febrero, 2013

Así posaba como imagen de firma Isabel Preysler en 2005, cuando su nieto Alejandro ya tenía tres años. Isabel podía encabezar el top-ten de las abuelas estupendas. Las entradas más pronunciadas en la frente empezaron a dar pie a comentarios sobre cirugías plásticas y estiramientos de piel, como posibles secretos de la reina de corazones para mantener su aspecto físico que era elogiado a la par que su elegancia y estilo.

22. Una enamorada de Nueva York, su ciudad-fetiche

15 febrero, 2013

Isabel Preysler, en Nueva York, en 2006, cuando asistió a la fiesta del Spanish Institute de 2006. La ciudad de los rascacielos solía recibir varias visitas al año de Isabel Preysler, que domina el inglés, pues como nacida en Filipinas es bilingüe, y es una enamorada del shopping y las oportunidades que pueden encontrarse en Manhattan en diversas épocas del año. También se asegura que es en esa ciudad estadounidense donde podría someterse a ciertos tratamientos de belleza y quirúrgicos.

23. Nadie ha podido competir con su “glamour”

15 febrero, 2013

Quince años después de desembarcar en el competitivo mundillo de la publicidad, Isabel Preysler ha sabido mantener su privilegiada posición como una de las modelos mejor pagadas. A los 55 años, seguía siendo la más solicitada en los photocalls y los intentos que se habían hecho para encontrarle sustituta en algunos spots televisivos que interpretaron otras celebrities y top-models no habían obtenido el éxito esperado.

24. Numerosas cenas de amigos en su agenda social

15 febrero, 2013

Isabel Preysler asistiendo a una cena con José María Amusátegui y su esposa, en Madrid, a finales de 2006. Siempre sonriente y a la última, eligió el negro para esa velada, a la que acudió con su marido Miguel Boyer. Los complementos estudiados con mimo son parte primordial de sus looks. Se percibe un toque de modernidad en su evolución, sin duda relacionada con la proximidad de sus hijas Tamara y Ana, de 25 y 16 años respectivamente por esas fechas.

25. En busca de heredera para el “imperio Preysler”

15 febrero, 2013

Isabel Preysler ha introducido a sus hijos, especialmente a las chicas, en el mundo de la publicidad. Chábeli, Tamara y Ana, han sido sus habituales compañeras de presentaciones durante estos últimos años. En la foto, en 2007 con Tamara y Chábeli.  Ninguna de sus hijas ha asumido el legado del imperio-Preysler como icono de moda y, aunque las dos pequeñas frecuentan el photocall, no han logrado el protagonismo de su famosa madre. Chábeli, feliz madre de familia en Estados Unidos; Tamara, entre los negocios alimentarios de los Griñón y una tardía vocación religiosa cuyo alcance está aún por definir; y Ana, finalizando brillantemente sus estudios, no parecen estar en disposición, por ahora, de asumir el legado Preysler.