Iñaki Urdangarin, de yerno perfecto a preso apartado

Iñaki Urdangarin, de yerno perfecto a preso apartado

Los pasos de un cisne para convertirse en oveja negra

El yerno perfecto

Iñaki Urdangarin era el yerno perfecto, el hombre perfecto, el deportista perfecto, el marido perfecto… Su imagen resaltaba impoluta en el árbol genealógico de la Familia Real hasta que llegó su imputación.

Muy querido

Desde el primer momento la figura de Iñaki Urdangarin, con su porte atractivo y el amor que desprendía por su esposa, la Infanta Cristina, y por sus hijos, le habían convertido en todo un ejemplo a seguir.

Una relación estupenda

Urdangarín contaba con el total beneplácito de sus suegros, los Reyes de España Don Juan Carlos y Doña Sofía. Todo cambió en diciembre de 2011 cuando fue partado de todas las actividades oficiales de la Casa Real por su conducta no ejemplar. 

Afín a la ley

Por mucho que le gustara su yerno, en el discurso de Navidad de 2011 Don Juan Carlos aseguraba que “cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley”, refiriéndose claramente a Iñaki Urdangarín.

Arrastrada

La imputación también manchó a su esposa, que fue arrastrada en la estela de corrupción, lo que a su vez la alejó de su familia, de los actos oficiales como Infanta y de la buena relación con su hermano, el actual Rey Don Felipe VI.

La oveja negra

Ahora que la condena se ha sabido, se puede asegurar que el cisne llamado Iñaki ha pasado a ser la oveja negra.

Ver fotos de famosos
Compartir
Artículo anteriorDónde y cómo viven el proceso los Urdangarín
Artículo siguienteJuan Carmona: “El que atropelló a Juanito y a Sara estaba de forma ilegal y no tenía ni carnet”
siguiente