La mujer de Gustavo González paraliza el divorcio tras las declaraciones del...

La mujer de Gustavo González paraliza el divorcio tras las declaraciones del paparazzi

La mujer de Gustavo González, Toñi, ha paralizado el proceso de divorcio tras las declaraciones del paparazzi en la televisión

Se complica el divorcio de Gustavo González

La situación sentimental de Gustavo González se complica, aún más. Mientras tres de los protagonistas de este “culebrón televisivo” (el propio Gustavo, María Lapiedra y Mark Hamilton) están usando la televisión como altavoz para habar de sus testimonios y de su versión de los hechos, la que todavía es su esposa está guardando silencio, por ahora.

La todavía esposa de Gustavo ha paralizado el divorcio

Según el colaborador de ‘Sálvame’ Kiko Hernández, Toñi podría ponerle trabas al proceso de divorcio al paparazzi. Según parece, no existe aún sentencia de divorcio entre Gustavo y la que fuera su mujer durante treinta años, ya que “se ha impugnado”.

El paparazzi está atravesando una etapa muy difícil

Las razones para la paralización del divorcio tienen que ver con un error en la forma de esa sentencia, y es que -según Hernández– el convenio estaba “mal hecho” porque solo se hizo para el hijo pequeño de la pareja (de los cuatro que tienen).

La todavía mujer de Gustavo guarda silencio

Toñi lo está pasando muy mal con todo lo sucedido. Kiko ha explicado que el día que firmó el divorcio fue cuando se enteró de todo lo que estaba pasando en la vida de su exmarido. “Solo sabe decir que ha perdido ocho años de su vida, que confió mucho en él”, ha concluido el colaborador.

El paparazzi está protagonizando el culebrón mediático

Las declaraciones de Gustavo en los programas de Mediaset a buen seguro habrán hecho mella en el ánimo y en los sentimientos de Toñi, que no quiere que su vida íntima esté expuesta a la luz pública.

La situación sentimental de Gustavo González se complica, aún más. Mientras tres de los protagonistas de este “culebrón televisivo” (el propio Gustavo, María Lapiedra y Mark Hamilton) están usando la televisión como altavoz para habar de sus testimonios y de su versión de los hechos, la que todavía es su esposa está guardando silencio, por ahora.

Y es que, según el colaborador de ‘Sálvame’ Kiko Hernández, Toñi podría ponerle trabas al proceso de divorcio al paparazzi. Según parece, no existe aún sentencia de divorcio entre Gustavo y la que fuera su mujer durante treinta años, ya que “se ha impugnado”.

Las razones tienen que ver con un error en la forma de esa sentencia, y es que -según Hernández– el convenio estaba “mal hecho” porque solo se hizo para el hijo pequeño de la pareja (de los cuatro que tienen).

De la misma manera, Toñi lo está pasando muy mal con todo lo sucedido. Kiko ha explicado que el día que firmó el divorcio fue cuando se enteró de todo lo que estaba pasando en la vida de su exmarido. “Solo sabe decir que ha perdido ocho años de su vida, que confió mucho en él”, ha concluido el colaborador.

Las declaraciones de Gustavo en los programas de Mediaset a buen seguro habrán hecho mella en el ánimo y en los sentimientos de Toñi, que no quiere que su vida íntima esté expuesta a la luz pública.

 

 

Ver fotos de famosos
siguiente