El drama de Alonso Caparrós y por qué esta vez sí nos...

El drama de Alonso Caparrós y por qué esta vez sí nos lo creemos

El presentador está decidio esta vez a reconciliarse con su familia. Ya lo ha dicho más veces, pero esta vez algunas claves hacen que nos lo creamos

El drama de Alonso

La brecha abierta entre Alonso Caparrós y su familia parecía que no tenía solución. La situación había llegado a un punto tan dramático y desagradable que a todos se nos encogió el corazón cuando oímos a su madre lamentarse en directo: “¡Nos estás matando a todos!”. Sin embargo, ahora por fin podemos ver una pequeña luz al final del tunel. Quizás, al final, si existen los finales felices.

La necesidad de un abrazo

A lo mejor es la magia de la Navidad, pero Alonso Caparrós, ha pasado de decir que no se veía sentado con su familia esta Nochevieja a prometer, en directo y ante los telespectadores de Sálvame, que se va a reunir con su padre para arreglar las cosas. “Lo estoy deseando con toda mi alma. He conseguido desprenderme de toda la parte de odio y de rabia y ahora me queda la necesidad de abrazar a mi padre. De que él y yo hablemos”, explicaba.

Una prueba de buena voluntad

Pero lo que de verdad nos ha hecho pensar que esta vez sí que puede ser verdad una reconciliación es que el presentador asegurado que no piensa cobrar nunca más, “Jamás”, puntualizó, cada vez que vuelva a hablar de su familia. “Para mí es un tema muy importante y no quiero que la gente se confunda. No quiero que se crea que hay un interés televisivo ni económico”, dice. En un momento en el que parece que los sentimientos valen lo que se paga por ellos, eso parece, creemos, una prueba de buena voluntad.

Frente a frente con la verdad

Alonso Caparrós quiso abrir su corazón, enfrentándose a su peor enemigo, a sí mismo. Fue en el plató de Sálvame cuando se autoentrevistó y confesó  entre otras cosas que se arrepiente de no haber estado más cerca de sus dos hijos, porque se ha perdido muchas cosas. Y que si piensa en el futuro, sueña con una pareja conslidada y una estabilidad laboral. Pero también reconoce que ha hecho cosas malas, y que se ha odiado mucho.

Una conversación pendiente

“Queda aún un dolor muy grande”, dice Alonso, que se mostraba emocionado cuando se veía en su autoentrevista. En ella reconocía la necesitad que tenía de cariño, proclamaba convencido que no creía que hubiera sido un mal hijo y que aunque necesitaba hablar con toda su familia, uno a uno, lo principal era la conversación pendiente que tenía con su padre. “Pero a solas, çel y yo”. 

Un objetivo en mente

Aunque ayer el ansiado encuentro aún no se había producido, Alonso Caparrós no quería dejar pasar mucho tiempo. Claro que su padre, Andrés Caparrós no se lo va a poner fácil

La ayuda de sus compañeros

Aunque Alonso Caparrós reconoce que ha sentido mucha hostilidad de parte de sus compañeros de Sálvame (e incluso afirmó que Belén Esteban lo oodia y que Chelo García-Cortés lo mira siempre enfadada), también confesó que después de sus últimas declaraciones se ha sentido muy apoyado por ellos. Y que eso le ha llgado al alma porque está en un momento de su vida muy vulnerable.

Una imagen perfecta

En septiembre de 2015, el día de su boda con Angélica, Alonso posaba así de feliz junto a su hija Claudia y a sus padres, Julia y Andrés. En estos momentos es difícil que una imagen así se repita, pero Alonso está dispuesto a todo para conseguirlo. 

Su principal apoyo

Su mujer Angélica es ahora su principal apoyo, por no decir el único. Y Alonso Caparrós le está muy agradecido. Dice que por ella salió del pozo en el que estaba hundido y que su sueño es envejecer a su lado y formar una familia. Esperemos que lo consiga.

Alonso Caparrós reconoce que se ha equivocado y mucho en el pasado. Aunque no cree que tenga que pedir perdón. Sin embargo, la situación con sus padres ha llegado a un punto tan triste que la reconciliación parecía imposible.

Pero no es así. Aún hay un pequeño resquicio para la esperanza. Lo contó en Sálvame y esta vez nos conmovió. Toda la rabia y el enfado que le vimos en otras ocasiones ha dado paso ahora a una pena y a una tristeza que rompen el corazón. Ya lo dijo Mila Ximénez, Alonso había cambiado de actitud e iba con la humildad por bandera.

Pero es que además se ha comprometido a hablar con su familia, sobre todo con su padre. Y lo que parece un gesto fundamental en los tiempos que corren: dice que no va a volver a cobrar, jamás, por hablar de este tema para que así nadie piense que comercia con algo tan íntimo.

 

Ver fotos de famosos
siguiente