El duro final de embarazo de Tamara Gorro tras un mes de encierro

Siempre positiva, Tamara Gorro no ha dudado en mostrarnos su día a día, y tras un mes de encierro, ahora por fin ha podido pisar la calle.

Un mes de reposo

“Después de un mes encerrada en casa, salir aunque sea al médico (revisión) me hace sentir libre!!!! ¡Besotes familia virtual!”, comenta Tamara entusiasmada en su paseo al médico.

Celebrando los 8 meses

“¡8 MESES! Celebrándolo junto a ellos, rodeada de felicidad. Ansiaba por verlos, disfrutarlos, sentirlos… lo bueno acaba pronto, pero lo mejor está por llegar”.

Apoyos incondicionales

“Ella aparece en uno de los capítulos de mi libro. Su ejemplo de lucha fue lo que hizo no rendirme. La persona que el 17 de octubre del 2014 nos devolvió la ilusión, nos recomendó el maravilloso proceso de Gestación Subrogada.  Una madre ejemplar, una hija entregada, una amiga imprescindible… Esa es ella, mi tía.
Ahora unidas, recordamos el pasado, disfrutamos el presente e imaginamos el futuro. Pero SIEMPRE JUNTAS. ¡TE AMO MUCHO!”

Simpre positiva

“¿Sabéis un cosa familia virtual? Siempre hay alguien que vive de tu sonrisa, por eso nunca hay que perderla…¡OS QUIERO!”.

Muchos cuidados

“Yo de reposo pero no sin mi masaje jajajaja. Chicas, me preguntáis mucho si se puede utilizar embarazada el set de masaje @pranamat_esp. Sólo en cervicales, piernas y manos. ¡El momento placentero del día no me lo quita nadie! Adios dolores y cansancio, bienvenido el bienestar!”

A principios del mes de noviembre, Tamata Gorro hacía saltar todas las alarmas al ser ingresada por un episodio fuerte de dolor. Ante el riesgo de un nacimiento prematuro de su bebé, los médicos decidieron mantenerla controlada en la cama del hospital.

Afortunadamente, tras 4 días de ingreso, Tamara recibió el alta, pero desde entonce ha tenido que permanecer en su casa, reposando. Durante este mes de descanso, Tamara ha celebrado 8 meses de embarazo, se ha mimado, ha recibido la visita de importantes apoyos incondicionales en su vida, y sobre todo, no ha perdido la sonrisa.

Siempre positiva, Tamara Gorro no ha dudado en mostrarnos su día a día, y tras un mes de encierro, ahora por fin ha podido pisar la calle. Lo ha hecho para acudir a una revisión médica, pero la colaboradora de televisión se ha mostrado entusiasmada de poder respirar el aire de la calle, aunque sea por un rato.

Luciendo un vestido negro ajustado y una cazadora de cuero negra, Tamara ha abierto los brazos, recibiendo con alegría y placer la luz del sol. En la imagen, se puede ver cómo su barriga ya luce bastante baja, señal de que Antonio está a punto de caramelo. No queda nada para que podamos verle la cara a su retoño y para que Tamara cumpla su sueño de ser madre biológica. ¡Ánimo!

Ver fotos de famosos
siguiente