Diana: lo que se ha perdido

Diana: lo que se ha perdido

Con su prematura y trágica muerte, el destino privó a Diana de Gales vivir los acontecimientos que han marcado a sus hijos y a su ex marido

guillermo y harry, solidarios

La princesa Diana que tanto lucho para que su hijo Guillermo estudiara en el colegio de Eton y no el frío y rígido internado de Gordonstoun, no pudo sentir el orgullo de ver a sus hijos graduados en Eton ni de cómo organizaron sus respectivos años sábaticos, tradicionales tras finalizar la Secundaria. Guillermo lo disfrutó entre junio de 2000 y septiembre de 2001. Dio clases como voluntario del programa solidario Raleugh International en la cuidad de Tortel, al sur de Chile. El primogénito de Diana compartiço tareas domésticasy ayudó a la reconstrucción de la escuela local. Por su parte, Harry, que se graduó en junio de 2003, estuvo en un rancho en Australia y viajó a Lesotho donde trabajo en un orfanato. Diana sí tuvo tiempo de transmitirles su espíritu generoso y solidario.

La muerte de la Reina Madre

Aunque fue una de las impulsoras junto a su dama de compañía, lady Fermoy, abuela de lady Di, de la boda de Carlos y Diana, luego fue una de las voces más críticas contra la princesa de Gales. La Reina Madre era el último vestigio de las estrictas maneras y protocolo de la época eduardiana, que tan genialmente se retrató en la serie Downton Abey, y no toleraba las sinceras y espontáneas reacciones de Diana. La princesa de Gales llevaba casi cinco años muerta cuando el 30 de marzo de 2002 falleció la madre de Isabel II a los 101 años.

La boda de Carlos y Camilla

El destino privó a la princesa Diana de ser testigo de la boda de Carlos con su odiada rival, Camilla, aunque también hubo su punto de venganza, pues este enlace no fue como se habría esperado de la boda del heredero de la Corona. Carlos era viudo por lo que nada impedía que se casara por la iglesia. Sin embargo, Camilla estaba divorciada de Andrew Parker-Bowles, lo que impedía su boda religiosa en Inglaterra. Finalmente se optó por la boda civil en el Ayuntamiento de Windsor seguido de una bendición en la capilla de San Jorge el 9 de abril de 2005.

Harry, héroe de guerra

Diana hubiera vivido momenos de gran angustia cuando su hijo menor, Harry no quiso seguir estudios universitarios y se decidió por la carrera militar. Se graduó en 2005 en Sandhurst y logró sus alas de piloto de helicópteros. Ansioso por participar en el conflicto de Afganistán entre 2007 y 2008 sirvió en el territorio afgano de Helmand. Fue desmovilizado cuando una revista australiana hizo pública su presencia en la guerra. Volvió a Afganistá en 2012 para un despliegue de 20 semanas en las que actuó como piloto de los míticos helicópteros Apache. Obtuvo la Medalla al Servicio Operativo en Aganistán y después confesó que todo lo vivido allí le ayudó para superar la muerte de su madre. El hijo menor de Diana pasó a la reserva en marzo de 2015 con el grado de capitán.

Guillermo y Harry, herederos del espíritu de Diana

Los príncipes Guillermo y Harry participan activamente en tareas sociales y humanitarias destinadas sobre todo al bienestar de los niños. Hacen campañas en favor de la salud mental de los jóvenes y Harry viaja todos los años a “su” orfanato de Lesotho donde muestra su especial empatía con los huérfanos. Dignos herederos de Diana, que sigue siendo el ejemplo a seguir para sus hijos.

Su anillo de compromiso, para Kate

El 16 de noviembre de 2016 se anunció el compromiso de Guillermo con Kate Middleton a quien había conocido diez años atrás cuando estudiaban en la Universidad de Saint Andrews. Un sentimiento de emoción recorrió Gran Bretaña cuando Kate apareció en uno de los salones del palacio de Kensington luciendo el maravilloso zafiro de compromiso que había pertenecido a Diana. Fue el propio Guillermo quien deseó que su futura esposa llevara el mítico anillo de Diana que Kate Middleton no se ha quitado desde entonces.

Las dos bodas de su hermano Charles

Diana estuvo muy unida y fue muy protectora con su hermano pequeño y heredero del título familiar, Charles Spencer, tres años menor que ella y que era poco más que un bebé cuando sus padres se separaron. No puede decirse que el actual noveno conde de Spencer haya tenido una vida sentimental tranquila y Diana ya no pudo acompañarle en sus últimas bodas. Divorciado de la modelo Victoria Lockwood con quien tuvo cuatro hijos, el 15 de diciembre de 2001se casó con Carolina Freud y fruto de este matrimonio, que acabó en divorcio en 2007, nacieron Edmund y Lara. El 18 de junio de 2011 se casó con la millonaria canadiense Karen Gordon con quien tiene una hija, Charlotte.

La felicidad de Guillermo y Kate

Diana hubiera vivido un día de inmensa dicha el 29 de abril de 2011, fecha de la boda de su hijo Guillermo con Kate Middleton. Los novios transmitían una imagen de sincera felicidad. El enlace tuvo una gran repercusión mediática, pero no el impacto mundial del enlace de Carlos y Diana, para quien sería un motivo de satisfacción comprobar que Kate no es una inexperta princesa de cuento, sino una mujer fuerte que ha asumido impecablemente su rol como futura reina.

Un mismo gesto con 31 años de distancia

Además de reconocer que fue la mejor madre del mundo, Guillermo también ha comentado en público lo mucho que le hubiera gustado que su madre hubiera conocido a Kate y a sus hijos y lo que habría disfrutado con su papel de abuela. Diana rebosaba felicidad cuando a el 22 de junio de 1982 puso a Guillermo en brazos de Carlos. Treinta y un años después, era Kate quien protagonizaba el mismo gesto con George tras su venida el mundo el 22 de julio de 2013.

La llegada de Carlota

El 2 de mayo de 2015, Guillermo y Kate, duques de Cambridge, dieron la bienvenida a su hija Carlota, que hubiera hecho las delicias de Diana. La inolvidable princesa de Gales dijo después de casarse que quería tener “montones de hijos”. Diana no vio cumplido ese deseo y tampoco pudo tener una niña, algo que siempre le había hecho mucha ilusión. Lo que es seguro es que desde el más allá, Diana sigue velando y protegiendo a su descendencia.

Ahora que se cumplen 20 años de su trágica desaparición, es inevitable hacer un recorrido por los acontecimientos familiares que Diana ya no tuvo ocasión de vivir, sufrir, disfrutar… A la inolvidable princesa de Gales le habría llenado de felicidad ver como sus dos hijos se han convertido en dos hombres estupendos, satisfechos con su papel dentro de la Corona y dispuestos a seguir luchando por causas justas y solidarias siguiendo el ejemplo de su madre.

Diana no ha podido compartir con Guillermo su felicidad junto a Kate Middleton y la bonita familia que han formado. Nadie pone en duda que Diana se habría deshecho en mimos y cariño con sus nietos, George y Carlota. 

La princesa Diana habría vivido también momentos de angustia si hubiera vivido para ver a su hijo Harry participando activamente en la guerra de Afganistán en la que tuvo un comportamiento valiente y heroico, que, en contrapartida también habría llenado de orgullo a la llorada princesa de Gales.

Diana se ha ahorrado ver a Carlos casado con Camilla. Ellos alcanzaron su felicidad, pero traición fue muy dura y dolorosa para Diana, que murió persiguiendo el amor definitivo que no llegó a conocer.

Ver fotos de famosos
siguiente