De millonarios a arruinados: Famosos que lo pierden todo

De millonarios a arruinados: Famosos que lo pierden todo

De la cima a la ruina

Christian Vieri

El caso del futbolista es uno de los más llamativos. El vicio, las mujeres y los malos negocios le llevaron por un camino inadecuaso, hasta tal punto que tuvo que pedir ayuda a su entrenador. 

Esther Arroyo

Lo de la actriz y ex miss fue un drama en mayúsculas. Su dramático accidente de coche en 2008 le causó graves secuelas. Aunque ahora se encuentra bastante recuperada se ha visto obligada a malvender su casa de Tarifa. 

Nicholas Cage

Es uno de los actores más cotizados de Hollywood pero no es muy bueno administrando su fortuna. Le gusta demasiado gastar y aunque gana bastante dinero tiende a vivir por encima de sus posibilidades. 

Kim Basinger

Fue la sex symbol de los ochenta por antonomasia, sin embargo, a principios de los noventa, un incumplimiento de contrato la sumió en la bancarrota. Parece que ahora empieza a levantar cabeza. 

Brendan Fraser

El inolvidable George de la jungla y protagonista de las varias entregas de la saga “La Momia” ya no tiene hueco en Hollywood. Y es que ese es el problema de encasillarse en un papel. Si a eso le sumamos que tiene que pagar la manutención a su ex en función de su antiguo sueldo… es normal que el actor lo esté pasando francamente mal. 

Maradona

El astro argentino ha tenido muchos problemas con las drogas y eso le ha supuesto grandes deudas y problemas económicos. Hay quien estima sus deudas en casi cuarenta millones de euros. 

Joaquín Cortés

El bailaor tampoco se ha librado del ojo de Hacienda, que le reclamaba hasta dos millones de euros  e incluso se dijo que no pagaba el gas y el agua de su vivienda. 

Miguel Bosé

El que fuera uno de los ídolos musicales patrios no pasa por su mejor momento. Ahora vive en Panamá con sus cuatro hijos y no ha tenido mucho éxito ni en sus aventuras empresariales ni con sus últimos proyectos musicales. Por suerte cuenta con un importante patrimonio artístico que ha ido subastando para tapar agujeros. 

Lindsay Lohan

Ahora va a casarse con un millonario y está profundamente enamorada, pero no siempre la vida ha sonreído a la actriz. Después de una época de luces, las sombras se convirtieron en el día a día de la intérprete. De inolvidable chica Disney pasó a ser el foco de la prensa sensacionalista por sus problemas con las drogas y sus excesos. Tocó fondo cuando sus tarjetas de crédito fueron rechazadas en una prestigiosa tienda.  

Ana Torroja

La ex vocalista de Mecano ha tenido también muchos problemas con la Administración Pública. Hacienda la acusó de fraude fiscal por una deuda de más de quinientos mil euros. 

Rossy de Palma

Otra de nuestras actrices patrias a la que en los últimos años la vida profesional no le ha ido demasiado bien. A pesar de que en Francia es muy querida y está en muchos de los eventos importantes, siempre ha sido la eterna secundaria y ella misma ha reconocido que ha llegado a tener problemas económicos. 

Lolita

Ya su madre tuvo problemas con Hacienda y le pidió a toda España que “aportase una pesetita” para ayudarla. Lolita, por su parte, invirtió en un negocio textil y la aventura le salió mal.

Burt Reynolds

El veterano actor llegó a acumular una deuda de casi diez millones de dólares por sus desorbitados gastos. Él negó que tuviera problemas económicos pero lo cierto es que empezó a vender algunos de los recuerdos de sus películas.  

 

David Hasselhoff

Ha sido el último en saltar a la palestra y está de plena actualidad. No solo acaba de anunciar su compromiso con Hayley Roberts sino que ha dicho que no llega a fin de mes y que no puede pasarle la pensión a su ex mujer.  

Lo tuvieron todo y se quedaron sin nada, o casi nada. Es muy larga la lista de famosos que alcanzaron la cumbre en su profesión y por varias circunstancias de la vida perdieron su patrimonio y se quedaron arruinados.

Bodas, divorcios, malas inversiones, traiciones de alguna persona de confianza, accidentes o una  mala pasada del destino son solo algunas de las posibles causas por las que los VIPS se ven obligados a deshacerse de su patrimonio o simplemente lo pierden.

Muchos de ellos tienen una afición desmesurada por el lujo, que les lleva a gastar por encima de sus posibilidades. Otros simplemente entran en una espiral de vicio y fiesta que acaba bien con su fortuna o en el peor de los casos con sus vidas, algunos logran resurgir y se estabilizan y otros acaban sus vidas en el anonimato, sumidos en una profunda tristeza y recordando lo que un día fueron y que nunca más volverán a ser.

David Hasselhoff ha sido el último en sumarse a la larga lista de famosos que han perdido parte o la totalidad de su fortuna. El actor, que ha anunciado recientemente su compromiso con la joven Hayley Roberts asegura que no puede hacer frente a los gastos que tiene más la pensión que debe pagarle a su ex mujer. Pero el que diera vida al vigilante más sexy de la playa no es ni mucho menos el único.

En España, la mayoría de famosos con dificultades económicas están en esta situación por problemas con la Administración Pública, pero hay algunos casos que no.

Beatrice de Orleans ha reconocido que vive en un piso compartido y Lita Trujillo perdió su espectacular mansión de La Moraleja. Llamativo y triste es el ejemplo de Esther Arroyo, que por su terrible accidente de coche tiene graves problemas económicos. Y cómo olvidar a la familia Flores. Tanto Lola como Lolita han tenido deudas con Hacienda. 

Bibiana Fernández se lo toma con tranquilidad, y considera que hay cosas más graves que las deudas y Miguel Bosé, que no levanta cabeza con sus negocios tira de patrimonio artístico para solventar los pequeños problemas de tesorería. A esta lista podríamos sumar a Joaquín Cortés, a Ana Torroja, a Rossy de Palma y a Arantxa Sánchez Vicario.

Si en España Hacienda es la mayor causante de la ruina de los VIPS, a nivel internacional es más el despilfarro y los escándalos los causantes de las bancarrotas.

Kim Bassinger fue uno de los sex symbol de los años ochenta. Sin embargo, entrada la década de los noventa, la actriz se declaró en quiebra cuando fue obligada a pagar ocho millones de dólares a una productora por incumplimiento de contrato. Ahora parece que la vida le sonríe otra vez y será la Sra. Robinson en la saga “50 Sombras…”

Nicholas Cage es conocido por vivir muy por encima de sus posibilidades y acumular deudas. Igual que Burt Reynolds, quien se dice que ha llegado a vender recuerdos de su juventud.

Tampoco Brendan Fraser  levanta cabeza, aunque en su caso se debe a que el actor ya no es cotizado en Hollywood y a pesar de que su salario ha bajado y mucho, sigue pagándole a su ex una pensión muy elevada.

Lindsay Lohan también tenía una delicada situación hasta que conoció a su futuro marido, que es multimillonario y está dispuesto a solventar todos sus problemas.

Y es que algunos deberían tener más cuidado con sus finanzas y revisar sus gastos y mientras tanto… a trabajar se ha dicho. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver fotos de famosos
siguiente