El álbum más íntimo de Charlène de Mónaco

El álbum más íntimo de Charlène de Mónaco

Jacques y Gabriella, de tres años, pasaron un divertido día en el parque, donde su orgullosa madre captó con su cámara sus gestos más espontáneos.

Sus mellizos

Jacques y Gabriella cumplieron tres años el pasado 10 de diciembre, una edad en la que su espontaneidad infantil se muestra en todo su esplendor. Y esto es lo que vimos en su visita al Monégasque Market, adonde fueron con su madre, la princesa Charlène…

En el parque

Y no pudieron evitar hacer una parada en el espacio infantil, en el que lógicamente los mellizos se volvieron locos.  Charlène, ejerciendo como cualquier madre de reportera gráfica, captó las instantáneas más simpáticas de sus niños, comenzando por una valiente Gabriella a punto de tirarse por el tobogán.

La niña de la casa

Gabriella, de rosa y con lacitos, antes de lanzarse por el divertido tobogán.

El heredero

El hecho de que Jacques y Gabriella sean mellizos provocó algo de desconcierto de cara a la Sucesión. Pero pronto se aclaró: el varón sería el heredero al Trono después de su padre, Alberto de Mónaco. 

Parecido a su madre

Jacques muestra unos rasgos muy parecidos a su madre, muy rubio y con grandes ojos azules. 

Jacques, el intrépido

También a Jacques, pillado con gesto de velocidad en la rampa.

Tras el objetivo de mamá

Quizás por esa condición más “especial”, Jacques protagoniza gran parte de este posado informal ante la cámara de su madre. 

Juegos de niños

En el parque Jacques y Gabriella tuvieron la oportunidad de jugar y mezclarse con otros pequeños del Principado. La intención de sus padres es que, aunque reciban una educación esmerada acorde a su posición, también se relacionen con naturalidad con otros niños de su edad. 

Pasión por los coches

La familia visitó una exposición dedicada a la marca de coches de lujo Bugatti. Allí el primogénito demostró que el mundo del motor ya le tira mucho y posó con uno de los impresionantes modelos. 

Al volante

Y no solo eso. Ni corto ni perezoso, Jacques se puso al volante de un coche descapotable, ante la atenta mirada de Charlène, quien lo retrató con esta cara de emoción para luego compartirlo todo en sus redes sociales. ¡Orgullo de madre!

Al contrario que otras royals europeas, Charlène de Mónaco no tiene inconveniente en mostrar su faceta más maternal en la intimidad. Y esta vez ha sido para enseñar a sus dos hijos de una manera poco habitual, pero muy natural: jugando en el parque como dos niños cualquiera. Eso sí, la diferencia es que están captados a través del objetivo de la propia Princesa. 

Jacques y Gabriella, sus mellizos de tres años, aparecen disfrutando de una “divertida mañana en el Mercado Monegasco”, según escribió Charlène en su Instagram, para a continuación colgar una serie de fotos de los pequeños lanzándose en el tobogán o poniéndose al volante de un coche de lujo. La esposa de Alberto de Mónaco no puede evitar que se le caiga la baba con sus hijos, con los que acaba de pasar unos días en el Caribe. De vuelta al invierno europeo, los mellizos destilan espontaneidad y felicidad… 

Ver fotos de famosos
siguiente