Así es Victoria Hohenlohe, la nueva duquesa de Medinaceli

Así es Victoria Hohenlohe, la nueva duquesa de Medinaceli

Descubre a la heredera del ducado de Medinaceli

Una joven discreta

A sus diecinueve años, Victoria es una joven muy discreta y aplicada. Vive en un apartamento en Madrid y cursa sus estudios en un prestigioso centro de la capital. Sin embargo, a diferencia de sus primos Rafa y Luis Medina prefiere mantener un perfil bajo. 

Culta y aplicada

Desde siempre, la futura duquesa de Medinaceli ha sido una niña culta y aplicada. Poseedora de una educación privilegiada ha asistido a los mejores colegios y habla a la perfección inglés,alemán y español. 

Una muerte prematura

El fallecimiento del duque de Medinacelli ha convertido a Victoria en objetivo de la prensa del corazón, algo de lo que la joven siempre ha huído. 

Muy unida a su padre

La hija mayor de Marco de Hohenlohe estaba muy unida a su padre que falleció de forma inesperada hace apenas unos días en Sevilla a consecuencia de una larga enfermedad. 

Más española que alemana

Aunque nació en Málaga, tras la separación de sus padres se marchó a vivir a Múnich. Sin  embargo, la joven siempre ha sentido un gran amor por la tierra andaluza. 

La duquesa más joven de España

Tras la muerte de su padre, Victoria se convertirá con menos de veinte años en la nueva duquesa de Medinaceli, uno de los títulos nobiliarios más antiguos e importantes de España. 

Sus grandes apoyos

Sus primos los Medina y su tía Naty Abascal se han convertido en unos de sus grandes apoyos tras la muerte de su padre, aunque la joven prefiere llevar una vida alejada de los flashes. 

Es la heredera de uno de los ducados con más solera de España. Victoria de Hohenlohe ha pasado del anonimato a estar en el objetivo constante de los medios. Sin embargo, el motivo es muy triste. 

La prematura muerte de su padre ha llevado a esta joven de apenas veinte años a convertirse en la futura duquesa de Medinaceli, uno de los títulos más importantes de nuestro país. 

La sobrina de Naty Abascal todavía no es consciente de la vorágine mediática que se le viene encima. A diferencia de sus primos, ella destaca por haber mantenido durante toda su vida un perfil bajo. Discreta, culta y aplicada, Victoria no es amiga de las aglomeraciones, los flashes y el papel cuché. Sin embargo, ahora su vida, sus looks y cada uno de sus pasos empiezan a suscitar un interés inusitado. Y no solo en España sino también fuera de nuestras fronteras. 

No en vano gran parte de su infancia en Alemania, concretamente en Múnich  y no podemos olvidar que su madre es la alemana Sandra Schmidt-Polex. Sin embargo, Victoria ha sentido siempre un amor especial por España. De hecho cursa aquí sus estudios y está muy unida a nuestra tierra. 

En los próximos meses, Victoria recibirá no solo la herencia de su padre sino que se confirmará oficialmente su nombramiento como duquesa de Medinaceli. Uno de los títulos más antiguos e importantes de nuestro país para una joven que apenas ha empezado a vivir. 

Ver fotos de famosos
siguiente