El acuerdo de divorcio entre María Lapiedra y Mark Hamilton

El acuerdo de divorcio entre María Lapiedra y Mark Hamilton

María Lapiedra y Mark Hamilton están a punto de divorciarse y empezar una vida separados el uno del otro. Os contamos todos los detalles...

Cuatro años de matrimonio

María Lapiedra y Mark Hamilton están a un paso del divorcio. La pareja se ha convertido, junto a Gustavo González, en los personajes del plató de ‘Sálvame’ durante varias semanas, y al fin, el matrimonio ha decidido poner fin a su relación después de cuatro años casados y dos hijas en común, Martina y Carlota.

 

Trámites de divorcio

La colaboradora y su todavía marido ha visitado a un abogado de Barcelona y ya están preparando los trámites para divorciarse, tal y como publica ‘Rumore’. La pareja ha tomado la decisión de tramitar su divorcio de forma amistosa por el bien de sus hijas, y así lo están haciendo.

Separación de bienes

Por el momento, y tal como publica este mismo medio, en el domicilio familiar, que se encuentra en Sant Andreu de Llavaneres, se quedará a vivir María Lapiedra, pero le pagará la parte a Mark, ya que se casaron en régimen de separación de bienes. Las niñas vivirán 15 días con cada uno, y el colegio lo pagarán a medias. El coche se lo quedará Mark. Por su parte, María Lapiedra se quedará con la casa de La Cerdanya, puesto que la pagó ella.

 

Una buena relación

María y Mark están demostrando que a pesar del delicado momento por el que están pasando, continúan presumiendo de una buena relación. Las contradicciones en sus discursos han hecho que muchos pensaran que había un acuerdo entre la pareja para destruir al colaborador de ‘Sálvame’, pero parece que finalmente llegarán a un acuerdo para divorciarse.

A punto de empezar una vida juntos

Por su parte, Gustavo González sigue llevando mal ser uno de los personajes más comentados del programa, y está deseando que acabe todo esto, algo que ya parece estar más cerca. Gustavo y María podrían estar más cerca de empezar una vida juntos y cumplir el sueño de convertirse en padres.

María Lapiedra y Mark Hamilton están a un paso del divorcio. La pareja se ha convertido, junto a Gustavo González, en los personajes del plató de ‘Sálvame’ durante varias semanas, y al fin, el matrimonio ha decidido poner fin a su relación después de cuatro años casados y dos hijas en común, Martina y Carlota.

La colaboradora y su todavía marido ha visitado a un abogado de Barcelona y ya están preparando los trámites para divorciarse, tal y como publica ‘Rumore’. La pareja ha tomado la decisión de tramitar su divorcio de forma amistosa por el bien de sus hijas, y así lo están haciendo.

Por el momento, y tal como publica este mismo medio, en el domicilio familiar, que se encuentra en Sant Andreu de Llavaneres, se quedará a vivir María Lapiedra, pero le pagará la parte a Mark, ya que se casaron en régimen de separación de bienes. Las niñas vivirán 15 días con cada uno, y el colegio lo pagarán a medias. El coche se lo quedará Mark. Por su parte, María Lapiedra se quedará con la casa de La Cerdanya, puesto que la pagó ella.

María y Mark están demostrando que a pesar del delicado momento por el que están pasando, continúan presumiendo de una buena relación. Las contradicciones en sus discursos han hecho que muchos pensaran que había un acuerdo entre la pareja para destruir al colaborador de ‘Sálvame’, pero parece que finalmente llegarán a un acuerdo para divorciarse.

Por su parte, Gustavo González sigue llevando mal ser uno de los personajes más comentados del programa, y está deseando que acabe todo esto, algo que ya parece estar más cerca. Gustavo y María podrían estar más cerca de empezar una vida juntos y cumplir el sueño de convertirse en padres.

Ver fotos de famosos
siguiente