Valerie Trierweiler, futuro incierto como primera dama: ¿qué hará?

Ni siquiera el recorte anunciado al inicio de la rueda de prensa, 50.000 millones de euros, el más duro desde que comenzó la crisis, fue capaz de desviar la atención de los periodistas sobre el tema central que preocupa en estos días a los franceses: el affaire del presidente con la actriz Julie Gayet, y la posible ruptura de François Hollande y Valerie Trierweiler tras siete años de relación sentimental y convivencia, que la convirtieron en la primera dama de la República Francesa durante la estancia del dirigente socialista en el Palacio del Elíseo, donde ella tiene despacho, personal asignado y residía oficialmente hasta ahora.

3.704
Compartir

El presidente Hollande quería hablar de economía, pero los asuntos del corazón mandaron en la que sin duda fue la rueda de prensa más larga e incómoda de su vida política. No desmintió François Hollande su pretendido romance con la actriz Julie Gayet, que está desaparecida desde que se destapó el escándalo y hasta ahora solo se ha manifestado a través de su exmarido y padre de sus dos hijos; y se ha hecho pública su intención de demandar a la publicación que aireó su relación con Hollande.

Pidió el presidente francés respeto para su vida privada, diciendo que siempre ha sido partidario de tratar lo privado, en privado: ” Los asuntos personales, como tales, deben tratarse en privado”,   sentenció con gravedad François Hollande pretendiendo ocultar tras estas palabras tan rotundas una realidad que a nadie se le escapa, ya que el periodista le preguntó por el futuro de la “primera dama” y si Trierweiler seguiría siendo “primera dama de la República Francesa”, con lo que más oficial no podía ser la cuestión planteada en rueda de prensa.

El presidente francés, Francois Hollande y Valerie Trierweiler, durante un acto oficial en París, Martes, 03 de septiembre 2013.

 

El presidente francés, François Hollande, y la primera dama, Valerie Trierweiler, durante un acto oficial en París el pasado mes de septiembre de 2013.

Esta salida en falso de François Hollande, que se remitió al 11 de febrero para que se desvele el suspense que existe sobre el tema parece confirmar que el presidente galo no conoce él mismo la respuesta y da alas a los rumores que se han extendido en ambientes periodísticos del país vecino donde se asegura que Valerie Trierweiler no ha tomado aún su decisión. 

  Valerie Trierweiler en la gala "Action contre la faim" en París, Francia el 20 de noviembre 2013. Ciudad: Paris

  Valerie Trierweiler en la gala “Action contre la faim” en París el pasado 20 de noviembre… Ahora el suspense preside su futuro como primera dama del país  vecino.

François Hollande proclamó solemnemente que unos días antes de su próximo viaje oficial a Estados Unidos, previsto para el 11 de febrero en que será recibido por el matrimonio Obama en la Casa Blanca, y donde estaba anunciada anteriormente la presencia de Valerie, aclarará la situación de su relación con la que, de momento y mientras que no haya un pronunciamiento de la interesada en contra, sigue siendo la primera dama oficial de Francia, Valerie Trierweiler, quien aún trata de recuperarse de su “ataque de tristeza severo” en una clínica de París, esperando que escampe la tormenta mediática y buscando el sosiego necesario para hallar la solución al embrollo en el que se ha visto envuelta por terceros.

Sin duda fue Valerie Trierweiler, la protagonista en la concurrida rueda de prensa en la que se dieron cita 500 periodistas y que se prolongó durante más de tres horas y los periodistas preguntaron por el estado en que se encuentra actualmente la primera dama, a lo que el presidente Hollande respondió: “Está descansando y recuperándose, y no tengo ningún comentario más que hacer”. Poco más podía añadir François Hollande dado que, según la prensa del país vecino no había ido aún a visitar a su pareja al hospital en el momento de celebrarse la rueda de prensa.

Valerie TrierweilerLos franceses están divididos: unos creen que el affaire del presidente supondrá su ruptura con Valerie Trierweiler, y otros piensan que la periodista acabará perdonando…

En círculos periodísticos muy próximos a la aún primera dama francesa, se asegura que Valerie podría perdonar a François Hollande su infidelidad, caso de tratarse de un episodio que pase a engrosar el capítulo del pasado presidencial… Pero, que en ningún caso podría seguir en su rol oficial de primera dama, con cargo a los presupuestos del Estado en el caso de que el presidente tenga otra novia, porque eso no sería aceptable para los franceses que “una novia más” del primer mandatario resida en el Elíseo y disponga de escoltas y otro personal a su disposición, con despacho propio, pagado por los ciudadanos con sus impuestos. “Valerie quiere una transparencia absoluta en ese tema”, dice su corte pretoriana.

Las cartas están echadas: se ignora cuándo y cómo se establecerá el contacto entre François y Valerie, AÚN INGRESADA. Parece reticente el primer mandatario a protagonizar un encuentro con su aún pareja en el hospital, al que todavía no ha acudido, que contaría con un seguimiento mediático multitudinario… No se sabe si por huir de dar alcance público a lo que él considera privado o porque François necesita preparar y sopesar su reencuentro con Valerie después del sonadísimo affaire, o incluso tomar él mismo una decisión personal respecto a su vida y con quien compartirla, con lo cual el alcance de sus descubiertos encuentros con Julie Gayet aún está por evaluar.

Julie Gayet

La actriz Julie Gayet, EL OTRO LADO DEL TRIÁNGULO, está “missing” desde que estallara el escándalo, aunque su exmarido asegura que está “muy tranquila”. En el aspecto legal, ha trascendido la intención de Gayet de demandar a la revista que aireó su relación con Hollande. 

François Hollande

François Hollande compareció durante MÁS DE TRES HORAS ANTE 500 PERIODISTAS más interesados por su affaire con Julie Gayet y la reacción de la aún primera dama, Valerie Trierweiler, aún ingresada, que por los tremendos recortes económicos anunciados.