Feliciano López, Alba Carrillo y el bebé de la modelo, una familia feliz

El tenista y la modelo consolidan día a día su relación y se muestran como una familia feliz junto con Lucas, hijo de Alba. La pareja pasó unos días en Gijón, donde Feliciano López participó en la 50 edición del torneo de exhibición Dionisio Nespral, que perdió en la final frente a Albert Montañés. Mientras el tenista cumplía con los compromisos profesionales, la modelo estuvo todo el rato pendiente del pequeño Lucas, nacido de su relación con Fonsi Nieto.

4.743
Compartir

Feliciano López y Alba Carrillo comenzaron su historia de amor el pasado mes de diciembre y en estos meses solo se han separado por los compromisos profesionales de ambos, aunque la modelo ha acompañado en varios torneos al tenista tanto dentro como fuera de España. La modelo está encantada con su novio y se muestra inmensamente feliz cada vez que habla de´él: “Es muy parecido a mí, es divertido, cariñoso, en resumen, una persona normal. Estoy más enamorada que nunca y creo que él también es el que más me ha querido, porque eso se nota”.

Por el momento la pareja no ha dado el paso de vivir junta, ya que como ella misma confiesa, en los temas del amor se ha vuelto más precavida y prefiere ir despacio. Alba y su anterior pareja, Fonsi Nieto, anunciaron su separación en noviembre de 2012 solo un año después de ser padres. Lucas había nacido el 17 de octubre de 2011.

Familia Gijón

Alba, siempre pendiente del pequeño Lucas, de 21 meses, nacido de su relación con el expiloto Fonsi Nieto. 

Feliciano, por su parte, ha tenido entre sus anteriores novias a varios rostros conocidos como Alejandra Prat, Jessica Buena o María José Suárez. Con esta última vivió una historia bastante agitada con varias rupturas y reconciliaciones, incluso la exmiss se quedó embarazada pero perdió al niño. 

familia gijón

Feliciano, de 31 años, ocupa actualmente el puesto 31 en el ranking de los mejores tenistas del mundo.

Compartir
Artículo anteriorGonzalo Miró y su novia, Ana Isabel Medinabeitia, vacaciones en el mar
Artículo siguienteCharlene de Mónaco, el comodín del principado