Mary de Dinamarca, como una estrella de Hollywood, en Sídney

Miles de personas participaron en las celebraciones finales del 40 aniversario de la Ópera de Sídney, entre ellos, los príncipes Federico y Mary de Dinamarca, que pusieron el broche de oro a su visita de cinco días a Australia asistiendo a un concierto de la orquesta filarmónica de Sídney en el emblemático edificio.

Compartir

Los herederos daneses, que habían llegado a la ciudad el pasado día 24, terminaron su visita asistiendo al concierto que la orquesta filarmónica de Sídney ofreció en el edificio de la Ópera para cerrar los festejos, pero antes habían hecho frente a una apretada agenda de actos que incluyó un simposio sobre arquitectura y diseño con profesionales daneses y australianos, una visita al Hospital Infantil de Sídney, donde conocieron el curioso Registro de Gemelos de Australia, y la inauguración de una tienda de la prestigiosa firma danesa de joyería Ole Lynggaard.

A las celebraciones, en las que el rockero Jimmy Barnes cantó el “Cumpleaños Feliz” al edificio de la Ópera, también asistieron los hijos y los nietos del arquitecto danés Jorn Utzon, artífice del que sin duda es uno de los edificios más representativos del mundo: “Es una expresión australiana única de voluntad y entusiasmo, y del ‘venga, hagámoslo’, un estado de ánimo muy prominente en la Australia de los años 60″, dijo Jarn Utzon sobre la obra maestra de su padre, que además de suponer la realización de un sueño personal, es un tributo al espíritu australiano.

Federico y Mary de Dinamarca en Sídney

La princesa Mary se mostró muy feliz de estar en su Australia natal, a la que no viajaba desde 2011.

Poco después del fin de fiesta, un espectacular castillo de fuegos artificiales que iluminó el cielo sobre la Ópera de Sídney, Federico y Mary regresaron a Copenhague. El príncipe, sin embargo, apenas tuvo tiempo de descansar, ya que este miércoles, 30 de octubre, debía asistir en el Teatro de Jerusalem al concierto de gala que conmemorará el rescate de 7000 judíos daneses, que lograron evitar la deportación a los campos de concentración nazis y escapar a Suecia en octubre de 1943, durante la ocupación alemana de Dinamarca.

Federico y Mary de Dinamarca

Los herederos daneses con Louise Herron, directora ejecutiva de la Casa de la Ópera de Sídney. 

Diseñado por el arquitecto danés Jorn Utzon en 1957, inaugurado en octubre de 1973 en presencia de la reina Isabel II de Inglaterra, y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2007, la Ópera de Sídney es todo un símbolo de la ciudad australiana. Por eso, todo parecía poco para celebrar su cumpleaños.

Mary de Dinamarca

La princesa estaba espectacular con un vestido de gasa bordado y un abrigo blanco de cuello redondo.

Espectáculos navales, danzas aborígenes, visitas guiadas por el edificio de la Ópera, bailes, regalos… Una semana completa han durado los festejos del 40 aniversario de la Ópera de Sídney, una celebración que ha estado marcada por la oleada de incendios fosterales, los peores en 45 años, que ha causado estragos en Nueva Gales del Sur, y que convirtió a Sídney por unos días en el centro neurálgico de la cultura australiana.

Aniversario Ópera de Sídney

Un castillo de fuegos artificiales puso el punto final a los festejos.

mary1

Mary mostró su lado más glamouroso en una entrega de premios en la Ópera de Sídney.