Federico de Dinamarca, un príncipe a todo gas

A su regreso de su VIAJE OFICIAL A AUSTRALIA EN COMPAÑÍA DE SU ESPOSA, la princesa Mary Donaldson, el príncipe heredero de Dinamarca retomó su agenda oficial en su país asistiendo a la presentación de la academia Power Racing Gokart de Herlev, en Copenhague. Divertido y encantado, Federico de Dinamarca, de 45 años, se mostró como el mejor colega para los jóvenes corredores de go-kart, para los que, el primogénito de la reina Margarita II, agitó el banderín de salida de carrera.

3.767
Compartir

PADRE DE CUATRO HIJOS, Christian, de 8 años, Isabella, de 6, y los mellizos Vincent y Josephine, que el próximo 8 de enero cumplirán tres, el príncipe Federico se siente especialmente cercano e interesado en los temas que conciernen a la infancia y la juventud.

El principe heredero, Federico de Dinamarca, en la academia Power Racing Gokart de Herlev, en Copenhague

Federico de Dinamarca, heredero al trono de aquel país, goza de una gran popularidad entre los ciudadanos daneses.

En esta academia de Gokart de Herlev, el príncipe heredero, Federico de Dinamarca, pudo combinar su PASIÓN POR EL DEPORTE con su preocupación por una adecuada educación vial para los más jóvenes, que aprenden en este centro a conducir a bordo de estos pequeños vehículos de cuatro ruedas con los que protagonizan divertidas carreras en las pistas de la academia.

El principe heredero, Federico de Dinamarca, en la academia Power Racing Gokart de Herlev, en Copenhague

En las pistas de la academia de Herlev vimos a un Federico de Dinamarca muy participativo en las carreras de karts.

Una de las metas que se propone Power Racing Gokart Academia en Herlev, es que sus estudiantes sean mejores conductores, además de que vivan la aventura añadida de experimentar las sensaciones al límite de adrenalina de las carreras de alta velocidad. Un modelo basado en las ideas de Le Mans 24 horas, que tuvo en Federico de Dinamarca a un padrino de honor muy entregado y participativo.

El principe heredero, Federico de Dinamarca, en la academia Power Racing Gokart de Herlev, en Copenhague

Federico de Dinamarca se divirtió con su experiencia en las carreras y demostró su pericia con el manejo de las banderas de señales para los participantes.

El príncipe Federico, feliz en sus nueve años de matrimonio con Mary Donaldson, la australiana que se ha ganado el corazón de los daneses, disfruta de una gran popularidad entre sus conciudadanos, por su sencilla vida familiar tanto como por su simpatía personal y cercanía en el trato directo.

Federico de Dinamarca ha sido elegido en repetidas ocasiones ‘Danés del año’ y hace un par de años fueron precisamente los niños quienes le concedieron el preciado título popular, que en tanto aprecio tiene el heredero al trono danés. Su papel de padre comprensivo y ejemplar de una numerosa familia de cuatro niños, le ha confirmado entre los preferidos del público en 2013, obteniendo la aprobación de 77% de los ciudadanos, alcanzando un nivel de popularidad reservados a las estrellas icónicas que hacen de Federico de Dinamarca el principal activo del futuro de la monarquía en su país.

El principe heredero, Federico de Dinamarca, en la academia Power Racing Gokart de Herlev, en Copenhague
El primogénito de la reina Margarita II de Dinamarca, primero en la línea de sucesión al trono es un personaje muy querido por los daneses, que aprecian especialmente su papel como padrazo de una numerosa familia de cuatro niños, entre los ocho y los dos años de edad.