Eugenia Ortiz, hija de Bertín Osborne, y Juan Melgarejo, desolados tras la pérdida de una de sus mellizas

El sábado 30 de noviembre, con una semana de vida, ha fallecido en el Hospital General de Jerez de la Frontera una de las mellizas prematuras de Eugenia Ortiz Domecq y Juan Melgarejo. La pequeña no pudo sobrevivir por las complicaciones surgidas a causa de su bajo peso. La familia está desolada ante la triste pérdida, que para ellos ha resultado inesperada, ya que todo parecía indicar que las dos pequeñas se encontraban fuera de peligro. Bertín Osborne ha cancelado todos sus compromisos profesionales estos días para poder estar junto a su hija en estos momentos tan dolorosos para la joven madre. El cantante viajó a Jerez de la Frontera al igual que su esposa, Fabiola Martínez, para reunirse con Eugenia y su marido, Juan Melgarejo, que han contado en este difícil trance con el apoyo y la compañía permanente de Alejandra, la mayor de los hijos del cantante, que vive en Sevilla y también se encuentra embarazada.

Compartir

Los apesadumbrados padres, Eugenia y Juan, acudieron por la noche al centro hospitalario y a la mañana siguiente salieron de allí acongojados y rotos de dolor, entre lágrimas se disculparon por no ser capaces de atender a los periodistas que cubrían la triste noticia, en aquellos instantes de abatimiento para ellos: “Muchas gracias por preguntar, pero no es el momento”, han respondido.

Eugenia Ortiz Domecq y Juan Melgarejo a la salida del hospital general de Jerez de la Frontera

Eugenia y Juan, rotos de dolor, a su salida del Hospital General de Jerez de la Frontera, tras el fallecimiento de una de sus mellizas. La otra pequeña permanece en la incubadora del centro médico.

Los familiares de Eugenia Ortiz Domecq, la hija de Bertín Osborne, y Juan han acudido al hospital para brindarles todo su apoyo. El cantante jerezano no ha perdido un instante y ha suspendido todos sus compromisos profesionales para poder estar al lado de su hija y su yerno en estos momentos tan duros para la joven pareja. El sábado llegó Bertín a Barcelona para interpretar la obra de teatro que protagoniza con Arévalo, pero nada más recibir la llamada de Eugenia se trasladó inmediatamente a Jerez para estar junto a ella.

Bertin Osborne a su llegada al hospital general de Jerez de la Frontera

Bertin Osborne visiblemente emocionado a su llegada al hospital jerezano donde falleció una de sus nietas. El cantante, que actuaba en Barcelona esa noche, ha suspendido sus compromisos para estar al lado de su hija Eugenia.

Fabiola Martínez, esposa de Bertín y una GRAN AMIGA PARA SUS TRES HIJAS MAYORES, se reunió con el cantante y los apesadumbrados padres en el hospital jerezano adonde llegó llevando ocultos los ojos tras unas gafas de sol, y declinando hacer declaraciones. La guapa exmodelo venezolana, como el resto del clan Osborne-Domecq está vivamente afectada por el triste desenlace que les ha cubierto de pena en vísperas a unas navidades que ya no se presentan felices para ellos.

Fabiola Martínez a su llegada al hospital general de Jerez de la Frontera

Fabiola Martínez, muy afectada por el triste desenlace,  viajó desde Madrid, donde se quedaron sus dos hijos pequeños, Kike y Carlos, para reunirse con Bertín y sus hijas mayores en Jerez de la Frontera. 

Por su parte, Alejandra Ortiz, la hija mayor de Bertín, que se encuentra embarazada del mismo tiempo que lo estaba su hermana Eugenia, no se ha separado ni un solo instante de los apenados padres. Alejandra ha sido el mayor punto de apoyo para su hermana en esta semana de incertidumbres maternales para Eugenia, que ha tenido un final tan triste para todos, especialmente para los padres de la melliza fallecida.

Alejandra Ortiz Domecq, hija mayor de Bertin Osborne, saliendo del hospital de Jerez de la Frontera

Alejandra Ortiz Domecq, tía materna de la pequeña fallecida, ha estado todo el tiempo junto a su hermana Eugenia y ha sido un gran apoyo para la joven y su marido, Juan Melgarejo, en este duro trance.

Llenos de felicidad, Eugenia y Juan, DIERON LA BIENVENIDA A SUS MELLIZAS el 23 de noviembre, cuando vinieron al mundo por cesárea en su 27 semana de gestación, con un peso de 800 gramos cada una. Desde su nacimiento permanecieron en la incubadora, fuera de peligro. Cuatro días después del nacimiento de sus mellizas Eugenia Ortiz recibió el alta médica y abandonó el hospital, que siguió visitando diariamente para ver a sus pequeñas, hasta la noche de la víspera estuvo con sus niñas.

El estado de ánimo de Eugenia era bueno durante estos días, estaba esperanzada pues tras el susto inicial LA SITUACIÓN PARECÍA CONTROLADA y estabilizada. El desenlace les ha roto el corazón a Eugenia y Juan, que están contando con todo el apoyo de los suyos y viven con lógica y acrecentada angustia la evolución de su otra pequeña.

Eugenia y Juan, que se casaron en abril de 2011 en la iglesia de San Miguel de Jerez de la Frontera, fueron padres de su primer hijo, Juan, once meses después. Todos están deseando ahora poder llevarse a su melliza a casa y que sus dos pequeños les ayuden a sobrellevar la triste pérdida que acaban de sufrir y que ellos están intentando superar con mucha serenidad y el apoyo de los suyos.