Eugenia Martínez de Irujo, siempre fiel a Ibiza

Un año más ha llegado a Ibiza la duquesa de Montoro para incorporarse a la ‘marcha’ de una isla que en los meses de julio y agosto se convierte en el epicentro de la ‘movida’ veraniega del Mediterráneo y el lugar con más ‘gente guapa’ por metro cuadrado. Pero, Eugenia Martínez de Irujo, no solo disfruta de la divertida vida de terrazas de la isla pitiusa, también suele salir a navegar con sus amigos, ‘sucumbe’ a las ofertas de las tiendas de moda artesana y DEDICA BUENA PARTE DE SU TIEMPO DE OCIO A LA FAMILIA, a su madre, la duquesa de Alba, y a su hija Cayetana Rivera, que pasará unas semanas con las dos duquesas de la Casa de Alba, después de haber estado ya con su padre, Fran Rivera, y la futura esposa de este, Lourdes Montes, en tierras de Cádiz.

2.718
Compartir

La duquesa de Montoro se está relajando en la ‘isla bonita’ y ya tiene instalado su cuartel general en su impresionante casa ibicenca de ‘S’Aufabaguera’ (‘La Albahaca’ en ibicenco). Esta preciosa propiedad de la casa ducal de Alba en Cala Salada le correspondió a Eugenia cuando la duquesa de Alba hizo el reparto de sus bienes en vida entre sus seis hijos, previamente a su boda con Alfonso Diéz.
En esta mansión de Punta Galera es donde la duquesa de Montoro cultiva a su faceta más bohemia y entre pinos mediterráneos, muros de cal y vigas de madera, Eugenia Martínez de Irujo se siente libre y sin ningún tipo de ataduras. 
Grande de España, duquesa de Montoro única hija de la duquesa de Alba y ‘ojito derecho’ de la aristócrata, Eugenia Martínez de Irujo es uno de los partidos más cotizados del Gotha, pues además del chalé ibicenco ya mencionado, también figura en escritura pública como titular de un piso en Madrid que se comunica nada menos que con el Palacio de Liria, y en Sevilla tiene el cortijo ‘La Pizana’, que recibió como regalo de su boda con Fran Rivera, y una finca en Gerena (Sevilla)… Diseñadora e imagen publicitaria de una conocida firma de joyas, Eugenia Alba nunca se ha sentido interesada por la vida palaciega y prefiere un entorno sencillo, manifestándose, como su madre, muy apegada a la tierra y enamorada de las costumbres populares.
No se plantea esta ‘divorciada de oro’ volver a pasar por la vicaría: “Dejádme disfrutar de mi libertad y divertirme con mis amigos”, pide a quienes le preguntan sobre la posibilidad de comprometerse sentimentalmente. Contrariamente a su ex, Fran Rivera, que volverá a casarse el próximo 14 de septiembre en Ronda, teniendo a su hija Cayetana como madrina de boda, Eugenia Martínez de Irujo disfruta de su vida de soltera. En Ibiza, junto a sus amigos ha empezado ya sus vacaciones mediterráneas de verano, que compartirá dentro de unos días con las dos Cayetanas, Fitz-James Stuart (su madre) y Rivera Martínez de Irujo (su hija).

Eugenia Martinez de Irujo, duquesa de Montoro en Ibiza

Se relaja entre amigos, tras un año muy intenso en el que NO FALTARON CONTRATIEMPOS, como la demanda judicial que le puso Fran Rivera por la custodia de su hija, que terminó con sentencia a su favor, pero que ella prefiere dejar en el olvido. Ningún sitio mejor para hacerlo que una comida en un concurrido chiringuito ibicenco en buena compañía.

Compartir
Artículo anteriorCarlos y Camilla, felices abuelos, visitan el condado de Kent
Artículo siguientePinchos de melón con jamón