Enfado real por unas fotos de la duquesa de Cambridge haciendo la compra

Aunque la reina Isabel guarda silencio, se ha sabido que en Buckingham ha molestado sobremanera la publicación de unas fotos de la duquesa de Cambridge haciendo la compra en un supermercado de Anglesey, en Gales, a donde se trasladó hace unos días para reunirse con su esposo, el príncipe Guillermo, que hasta mediados del próximo mes continuará sirviendo como piloto de helicópteros de rescate.

Compartir

Bajo el título “Kate, no olvides los pañales”, las fotos en cuestión ilustran un reportaje firmado por Victoria Ward y  publicado el pasado miércoles, 28 de agosto, en “The Daily Telegraph”, el único medio que se hizo eco de la noticia. Y es que, hace ya varios años que Buckingham llegó a un acuerdo con la prensa británica para evitar la publicación de imágenes de la vida privada de miembros de la realeza. Un acuerdo que empezó a gestarse en 1992, el “Annus Horribilis” de la reina Isabel por la sucesión de escándalos y separaciones en la familia real, que no siempre se cumple, y que desde luego no evita la difusión de imágenes fuera de Gran Bretaña, como sucedió con el topless de Kate durante su luna de miel, o su primera foto embarazada, cuando paseaba por una playa de Isla Mustique.

Desde el «The Daily Telegraph» han lamentado el enfado real, añadiendo que las fotos de la duquesa de Cambridge ejerciendo de ama de casa ni son ofensivas ni las primeras, porque Kate ya fue fotografiada en mayo de 2011, un mes después de su boda con el príncipe Guillermo, haciendo la compra en el mismo supermercado de Anglesey. En aquella ocasión no hubo enfado real, y eso que las fotos aparecieron en la mayoría de los periódicos británicos y revistas del mundo entero, entre ellas la nuestra, «SEMANA», en la que también podrás ver las imágenes de la polémica a partir del próximo miércoles, 4 de septiembre.

Enfados y controversias aparte, lo cierto es que en las fotos Kate aparece radiante y muy recuperada a poco más de un mes de haber dado a luz al príncipe George, que vino al mundo en Londres el 22 de julio. De hecho, el reportaje de «The Daily Telegraph» se hace eco de la rapidez con la que Kate Middleton ha recuperado su figura, de la luz que ilumina su cara y de la inmensa felicidad de los duques de Cambridge en esta especialísima etapa de su vida.

Duquesa de Cambridge