Elena Poniatowska rinde tributo a su marido

La escritora y periodista Elena Poniatowska ha querido dejar constancia de la relevancia de su marido, el astrónomo y activista Guillermo Haro (1913-1988), con quien se casó dos décadas antes de su muerte, en el libro ‘El universo o nada’, una interesante y minuciosa biografía que, precisamente, acercará a los lectores al universo de la ganadora del premio Príncipe de Asturias 2013.

380
Compartir

Elena Poniatowska adoraba a su marido, según se desprende de este minucioso trabajo, y la narración alterna pasajes propios de una novela del siglo XIX, con otros que evidencian la gran periodista que es. Por este motivo, acompaña la narración con una documentación muy exhaustiva, en la que pone de manifiesto la pasión de Guillermo Haro por la astronomía, pero también su conciencia social y su lucha por que la educación llegue a las clases sociales más bajas.

Elena, que nació en París el 19 de mayo de 1932 y es de origen polaco, emigró a México siendo una niña, un país que desde su llegada le fascinó y convirtió en su verdadera patria. Muy pronto evidenció sus habilidades como periodista e investigadora, algo que ha influido en gran parte de su producción literaria, en la que ha demostrado una gran habilidad para mezclar los géneros narrativos.

En ‘El universo o nada’ utiliza una prosa muy concisa y, como decimos, deja que los documentos que ilustran la biografía, sustenten las tesis que defiende a la hora de describir a Guillermo Haro, quien, desde su infancia fue muy consciente de las diferencias sociales y del clasismo de la sociedad mexicana. 

La escritora ha explicado las razones que le llevaron a escribir este libro a la publicación mexicana ‘El universal’: “Soy una periodista e intento ser una escritora, por lo que vivir al lado de un hombre tan curioso y amante de México, de sus fenómenos científicos y sociales, fue un aprendizaje que me conmueve y que considero ha sido un don inmerecido”.

De hecho, en ‘La piel del cielo’, la escritora ya recreaba situaciones de la infancia y de la adolescencia de su marido, pero no era una biografía, ya que se inventó numerosas situaciones. No es el caso de ‘El universo o nada’, como ella misma ha declarado a la mencionada publicación: “Escribí ‘La piel del cielo’ porque a mí me interesó su vida, pero luego me sentí responsable y culpable, porque inventé historias que no son verdad. Ahora, en ‘El Universo o Nada‘, armé, gracias a un diario que Guillermo le dejó a mi hijo, una verdadera biografía en la que espero no haya una sola mentira

Si quieres ver cómo fue la entrega del premio Cervantes, con los reyes, pincha AQUÍ

Compartir
Artículo anteriorAdriana Ugarte, nuestra embajadora más dulce en Cannes
Artículo siguienteCarlota Casiraghi será la nueva cara de la línea de belleza de Gucci