Letizia y la colección de mantones de Manila de la Familia Real

Letizia y la colección de mantones de Manila de la Familia Real

Letizia reutilizó un mantón que tenía para que Juan Duyos le hiciera un vestido con él. Pero no es el único de estos tesoros tan españoles que hay en nuestra realeza...

La Reina nos sorprendió en la última recepción de La Almudaina, con la que los Reyes cierran oficialmente su estancia veraniega en Mallorca. Y fue por su look: un vestido de seda bordada con flores que inmediatamente remitía al estampado de un mantón de Manila. Poco después se confirmó. Efectivamente, era, o había sido, un mantón. Lo curioso es que Letizia había encargado al diseñador Juan Duyos que le confeccionara un vestido con él. Lo hizo, y además con un resultado excelente.

Pero no es la única pieza de este tipo que atesora la realeza española. Es más, la Reina Sofía los ha lucido con cierta frecuencia. Aunque su procedencia original es de China, estos mantones han terminado por convertirse en uno de los iconos típicamente españoles, asociados sobre todo al Sur de España. También las infantas Elena y Cristina los han llevado. Letizia, eso sí, ha cambiado completamente el código. Aquí las pruebas…

La Reina Victoria Eugenia

La esposa de Alfonso XIII fue una de las pioneras en lucir el mantón. Quizás por el hecho de ser inglesa de nacimiento, Victoria Eugenia quiso afianzar su españolismo presumiendo de uno de sus grandes iconos de moda. Así, en 1920, con mantilla y mantón, por supuesto, en una corrida de toros. ¡Y olé!

La reinvención de Letizia

Letizia dio un radical twist a un mantón de Manila que tenía en su armario. Y en lugar de arremolinárselo por encima, cosa que no le hemos visto hacer todavía, prefirió reconvertirlo en un vestido. El diseñador madrileño Juan Duyos fue el encargado de hacérselo. Para ella creó este modelo lápiz con ligero escote barco y terminado en pico por la espalda, que lució este verano en La Almudaina. Es su primera colaboración con la Reina, y esperemos que no la última.

Española en Dinamarca

Los Reyes viajaron a Copenhague en 2015 para asistir al 75 cumpleaños de la Reina Margarita de Dinamarca. Letizia estrenó un vestido de Felipe Varela con estampado de flores, de tipo mantón, y además un mantón de Manila, pero todo negro. Muy española. 

La falda mantón de Caprile

En sus primeros años como Princesa de Asturias, Letizia recurrió mucho a los servicios de Lorenzo Caprile. El diseñador le hizo en 2004 esta falda larga bordada con cola, que se puso en varias ocasiones en esa época. En la foto, en Nueva York. El modisto es un virtuoso de estos bordados, que remiten directamente a los mantones. 

De gala en palacio

Letizia volvió a usar esta falda en una cena de gala en el Palacio Real. 

La Reina Sofía, “españoleando”

Doña Sofía es una apasionada de los mantones de Manila, un recurso infalible si se quiere presumir de españolidad. En esta ocasión lo sacó para una cena de gala durante la visita de los Reyes a Japón en 2008. El suyo es de fondo crema y con flores rojas. 

Origen oriental

El mantón es un lienzo cuadrado de seda bordado con flores, pájaros o cualquier otro motivo. Procede de China, pero adoptó el nombre de Manila en la época colonial española gracias a las rutas comerciales por Oriente. De allí pasaron a España, donde su éxito fue inmediato, añadiéndosele el típico perímetro de flecos. Pintores como Sorolla o Julio Romero de Torres inmortalizaron a algunas de sus musas con ellos, y desde entonces es un complemento básico, sobre todo, de la mujer andaluza o a la madrileña. Pero a todas nos encantan. ¿No es un básico eterno para las bodas?

 

La infanta Elena, la más castiza

Heredera de aquella famosa infanta llamada La Chata (hija de la reina Isabel II), a Doña Elena se la considera la más castiza de los Borbones. No en vano a menudo utiliza prendas de clara inspiración española (chaquetillas toreras, etc) y es habitual de las plazas de toros. En una gala en 2009 se puso este maravilloso mantón de Manila de fondo verde turquesa. ¡Elegantísima!

Un regalo de su boda

Como podemos observar por detrás, se trata de una finísima pieza con elaborados bordados y larguísimos flecos, con flores rosas, blancas, amarillas y malvas. Es decir, las claves de un mantón de Manila de calidad. Fue un regalo del pueblo sevillano de Villamanrique de la Condesa con motivo de su boda con Jaime de Marichalar, en 1995.

Su preferido

La infanta Elena lo guarda como un tesoro en su armario, y siempre que tiene ocasión lo recupera. Esta vez fue para otra gala, en 2015, la del 450 aniversario de la Escuela Española de Equitación de Viena. Lo llevó sobre un vestido palabra de honor en rojo y con volantes de Oscar de la Renta. 

La infanta Cristina

Aunque dentro de la Familia Real española, Cristina es la manos castiza en estilo, también cayó bajo los influjos de de este precioso complemento. En su caso era de color rosa palo con coloridos bordados. 

Ver fotos de famosos
siguiente