El yate Fortuna cambia de nombre: ahora se llama Foners

Ya no se llama Fortuna sino ‘Foners’, en honor a la figura de los honderos baleares. El yate en que tantas vacaciones pasó la familia real española durante sus veraneos en Mallorca va a salir a la venta.

1.665
Compartir

Como es sabido, el rey Juan Carlos renunció a su uso el año pasado y se determinó que Patrimonio Nacional lo devolviera la fundación que lo había cedido, concretamente una organización de treinta empresarios denominados  Fundación Turística y Cultural de las Islas Baleares. El monarca navegó por última vez en la embarcación en agosto de 2012.

La embarcación, que había permanecido en un hangar de Porto Pi y puesto a punto, será trasladada a la zona de Port Adriano, un puerto deportivo del municipio de Calvià, para ser puesta a la venta. Debemos recordar que el precio que costó en su momento  18 millones de euros.

En cuanto a sus características debemos destacar que tiene un casco de aluminio, pesa 35,4 toneladas, puede alcanzar una velocidad de 130 kilómetros por hora, cuenta con un calado de 1,47 metros y 9,2 metros de carga máxima. Sobre las instalaciones, destacar que cuenta con un salón, un comedor, una cocina y cuatro camarotes dobles con capacidad para ocho pasajeros, además de tres estancias para la tripulación.

fortuna

La familia real, en una de sus vacaciones mallorquinas, a bordo del yate.