El príncipe Harry, jugador de béisbol en Harlem

Durante su estancia en Estados Unidos, donde ha causado furor entre las féminas, el príncipe Harry ha demostrado que lo suyo es el deporte, y que a sus 28 años es un atleta en plena forma capaz de destacar en fútbol, baloncesto, polo (su favorito) y ahora también en béisbol.

3.569
Compartir

Después de viajar a Nueva Jersey para visitar las zonas más afectadas por el huracán Sandy, el hijo menor del príncipe Carlos de Inglaterra viajó a Nueva York para participar en un nuevo acto solidario, un partido de béisbol en el conflictivo Harlem para apoyar a RBI, ONG que ayuda a la juventud más desfavorecida a través de este deporte, y que ha empezado a colaborar con la Fundación Real, la asociación benéfica que presiden los duques de Cambridge junto al propio Harry.

Harry de Inglaterra

Harry jugó al béisbol para apoyar a Harlem RBI, ONG que ayuda a la juventud más desfavorecida a través de este deporte.

Asesorado por el jugador de los Yankees Mark Teixeira, el príncipe causó sensación con el bate. El propio Teixeira, que actualmente está de baja por una lesión de muñeca, calificó su forma de batear de “impresionante, teniendo en cuenta que  nunca había jugado antes”. Por su parte, Nick Booth, representante de la Fundación Real en Nueva York, sacó pecho al afirmar que “para nosotros, los británicos, amantes del cricket, esto es un poco raro, pero creo que lo ha hecho muy bien”, y Richard Berlin, director ejecutivo de Harlem RBI, le coronó como “príncipe de Harlem”.

El príncipe Harry con Mark Teixeira, jugador de bçéisbol de los Yankees de Nueva York

El príncipe tuvo un asesor de lujo, Mark Teixeira, jugador de los Yankees de Nueva York.

Horas antes, Harry se había unido al primer ministro británico, David Cameron, para promocionar el turismo de su país recorriendo la ciudad en el típico autobús rojo de dos pisos tan característico de la capital británica, una iniciativa para atraer visitantes, inversores y estudiantes a Gran Bretaña, y por la noche selló su visita a Nueva York asistiendo a una cena benéfica en el hotel Four Seasons de Manhattan.

Harry de Inglaterra

El príncipe, en un momento del partido, jugado en un campo de Harlem.

Tras su paso por Connecticut, última etapa de esta triunfal gira, donde tiene previsto jugar un partido benéfico de polo, el príncipe Harry regresará a Londres. Para la prensa británica este viaje ha sido un éxito personal del hijo menor del príncipe Carlos de Inglaterra. En Estados Unidos deja su impronta y una nueva imagen, que ha relegado al pasado más remoto su polémica actuación en Las Vegas el pasado verano, cuando sus fotos desnudo y rodeado de mujeres en una fiesta dieron la vuelta al mundo.

El príncipe Harry y David Cameron en Nueva YorkHoras antes del partido, el hijo menor del príncipe Carlos y la recordada Diana de Gales se unió al primer ministro británico, David Cameron, para promocionar el turismo de su país recorriendo la ciudad en el típico autobús londinense, rojo y de dos pisos.