El príncipe Harry arrasa en Australia

Su fama le precede. El hijo menor del príncipe de Gales y la recordada princesa Diana fue objeto de una calurosísima bienvenida a su llegada a Sídney, en la que ha sido su primera visita oficial a Australia en representación de su abuela, la reina Isabel de Inglaterra.

1.441
Compartir

Harry, de 29 años y uno de los solteros de oro de la realeza, se dio un auténtico baño de multitudes frente a la bahía de Sydney, donde se habían congregado decenas de personas para ver de cerca al que está considerado como el «chico malo» de la familia real británica, y uno de los príncipes más fascinantes y seductores de Europa.

Vestido con un uniforme militar blanco y boina, el príncipe, que ha representado a la soberana británica en el centenario de la Armada australiana, estrechó manos y recibió un sinfín de piropos antes de embarcar con la Gobernadora General de Australia, Quentin Byrce, en el Leeuwin, uno de las decenas de naví­os de guerra que, procedentes de 17 paí­ses, fondearon durante el fin de semana en la bahía de Sydney para participar en las celebraciones.

Harry de Inglaterra en Sídney

El príncipe pasó el fin de semana entre Sídney y Perth, en la que ha sido su primera visita oficial en solitario a Australia en representación de su abuela, la reina Isabel de Inglaterra.

Cerca de 40 buques de guerra, 16 barcos de vela y 8.000 marineros tomaron parte en la fiesta de la Marina australiana, que se prolongó a lo largo del fin de semana y recibió navíos de Estados Unidos, China, Francia, Nueva Zelanda, Singapur, Tailandia, España, India…

Harry, que es piloto de helicópteros Apache y veterano de la guerra de Afganistán, terminó su viaje relámpago en Perth, donde visitó la sede del Regimiento Especial Aéreo de Australia: «Me entristece mucho tener que marcharme, pero hoy día el trabajo no nos deja mucho tiempo libre. La próxima vez no van a saber cómo deshacerse de mí, estoy seguro», dijo Harry antes de viajar a Dubai, donde debía asistir a una cena benéfica relacionada con una de las fundaciones que preside, antes de regresar a Londres.

Harry y  la Gobernadora General Quentin Byrce

El hijo menor de Carlos de Inglaterra, con la Gobernadora General de Australia, Quentin Byrce, a bordo del buque Leeuwin.

Por otro lado, en Gran Bretaña se intensifican día a día los rumores que aseguran que el príncipe Harry y Cressida Bonas podrían haber dado un paso más en su relación. Incluso hay quien afirma que el compromiso de la pareja está ya muy cerca, y que el año que viene tendremos una nueva boda real en Inglaterra.

De momento, Cressy, como la guapa aristócrata es conocida familiarmente, se ha quedado en la capital británica esperando el regreso de su novio, al que conoció en la primavera de 2012 gracias a una de sus mejores amigas: la princesa Eugenia, hija menor del príncipe Andrés y Sarah Ferguson.

Harry de Inglaterra

Harry es piloto de helicópteros Apache y veterano de la guerra de Afganistán.

Harry de Inglaterra

El príncipe, durante las celebraciones del centenario de la Marina australiana.

Harry de Inglaterra en Australia

En Gran Bretaña se comenta que Harry podría casarse con su novia, Cressida Bonas, el año que viene.