El príncipe Guillermo, muy unido a sus abuelos

La reina Isabel II inauguró la estatua Windsor Greys, dedicada a estos caballos que participan en las ceremonias de estado desde la época de la reina    Victoria. La soberana británica  estuvo acompañada por su esposo, el príncipe Felipe, y por su nieto y futuro heredero, Guillermo, duque de Cambridge, quien participó en la campaña para recaudar fondos para la construcción de la estatua.

Compartir

El príncipe Guillermo acompañó encantado a sus abuelos a este acto y admiró la imponente estatua, obra del escultor Robert Rattray, que representa dos caballos a tamaño natural conocidos como Wndsor Greys.  La obra, quue ha costado 240 mil euros recaudados por suscripción popular, es un homenaje al largo reinado de Isabel II, que dura ya sesenta años. Guillermo se mostró muy cómplice con su abuelo, quien cumplirá 93 años el 10 de junio y vuelve a estar en forma tras los problemas de salud que sufrió los últimos meses. Por su parte, la reina, que cumplirá 88 años el 21 de abril, puso la nota primaveral con su elegante abrigo blanco a tono con el tocado. 

guillermo-caballos

La reina, su marido y su nieto se quedaron impresionados ante la impresionante obra ecuestre que ha costado 240 mil euros.

Esta vez, Guillermo no estuvo acompañado por Kate, quien se quedó en la residencia del palacio de Kensington con el pequeño George, de ocho meses. Los duques de Cambridge están ultimando los preparativos para su largo viaje oficial de tres semanas a Nueva Zelanda y Australia que comenzará el 7 de abril. Como no querían separarse tanto tiempo de su hijo, George les acompañará en el viaje junto a su nueva niñera, la española María Teresa Turrión, que en poco tiempo se ha ganado la plena confianza de los jóvenes papás.

guillermo-abuelo

Guillermo estuvo muy pendiente de su abuelo, que cumplirá 93 años en junio.

isabel-II

Isabel II, muy primaveral con un conjunto blanco, que contrastó con el negro de los guantes, el bolso y los zapatos. A sus cas 88 años, la soberana británica sigue siendo una mujer coqueta.