El príncipe Felipe cancela su viaje a Brasil por una avería en el avión

Una avería en el avión que debía trasladarle a Sao Paulo, un Airbus A-310 de la Fuerza Aérea española, ha obligado al príncipe Felipe a cancelar su viaje oficial a Brasil, donde tenía previsto permanecer dos días.

2.017
Compartir

Finalmente, se quedó en tierra. La aeronave, uno de los dos Airbus oficiales con que cuenta la Fuerza Aérea española, debía haber despegado a la una de la madrugada del aeropuerto madrileño de Torrejón de Ardoz, pero siete horas después, la avería, localizada en uno de los alerones del avión, aún no había podido ser reparada: “Es la primera vez que me pasa y ya tengo unos añitos”, dijo el Príncipe de Asturias, que no salió del avión mientras los técnicos intentaban reparar la avería.

Toda la delegación española, así como los periodistas que iban a cubrir la información, abandonaron el avión nada más detectarse el fallo, un cortocircuito provocado por el mal funcionamiento de un sensor, que impedía el normal funcionamiento de uno de los alerones (flaps) del ala izquierda.

Las Fuerzas Aéreas españolas cuentan con un avión gemelo que, sin embargo, no pudo sustituir a la nave averiada por encontrarse también en reparación, y aunque los técnicos se trasladaron hasta Getafe, donde se encuentran las instalaciones de Airbus, para tratar de extraer la pieza que necesitaban sustituir de otro avión del mismo modelo, finalmente se decidió la suspensión del viaje.

El príncipe Felipe viajaba a Brasil para impulsar y favorecer la colaboración económica entre los dos países. Acompañado por los secretarios de Estado de Cooperación Internacional, Jesús Gracia, y de Comercio, Jaime García-Legaz, debía haber sido recibido hoy por el gobernador del Estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, si bien el acto central del viaje era el Foro de Inversiones y Cooperación Empresarial organizado por el ICEX, en el que tenían previsto participar 50 empresas españolas y más de 130 brasileñas.

Príncipe Felipe