El príncipe Carlos Felipe de Suecia, diseñador de corazones por una buena causa

El único hijo varón de los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia colabora un año más con la Fundación sueca de Pulmón y Corazón, una asociación benéfica creada en 1904 que recauda fondos para impulsar la investigación y apoyar a los pacientes con dolencias cardiacas y pulmonares.  

Compartir

Experto en diseño gráfico, estudios que realizó en Suecia y Estados Unidos entre 2003 y 2006, el príncipe Carlos Felipe colabora desde hace tiempo con la Fundación sueca de Pulmón y Corazón, que este año ha centrado su campaña en el mundo de la infancia: “En los últimos años han recibido mucha atención los casos de niños con fallos cardíacos. La ciencia afronta grandes retos cuando se trata de niños que nacen con esos fallos. Por eso pienso que es bueno llamar la atención sobre esas cuestiones”, afirma el príncipe en la página web de la fundación.

El trabajo de Carlos Felipe, que tiene 33 años y una relación plenamente consolidada con la exbailarina Sofia Hellqvist, ha consistido en diseñar el pin de la nueva campaña, un corazón formado por tres globos, que la organización ya ha distibuido por todo el país: «En el pin, el corazón recibe un impulso de los globos, espero que todos los niños con enfermedades cardíacas también lo reciban”, dijo Carlos Felipe al presentar su diseño.

Pin diseñado por el príncipe Carlos Felipe de Suecia

Dos versiones del pin creado por el príncipe para la Fundación sueca de Pulmón y Corazón, que este año centra su campaña en los niños.