El presidente ruso Vladimir Putin se divorcia de su mujer, Ludmila, tras 30 años de matrimonio

El presidente ruso Vladimir Putin y su mujer, Ludmila anunciaron ayer su decisión de separarse ante las cámaras de televisión y después de asistir a una gala de ballet “en el Palacio Estatal del Kremlin. Ha sido un “divorcio civilizado”, dijo Ludmina y tomado “por decisión común”.

728
Compartir

Ponen así fin a 30 años de matrimonio. Putin señaló ante las cámaras, en unas declaraciones sin precendentes, que toda su vida estaba centrada en su función pública y que él y su mujer, hacía ya tiempo que no vivían juntos. “Nuestro matrimonio está acabado, porque no nos vemos prácticamente. Vladímir Vladímirovich está absorbido por el trabajo, las niñas crecieron, hacen su vida…A mi no me gusta la vida pública y los vuelos me resultan pesados”, dijo por su parte Ludmila ante los telespectadores.

Ludmila Putin llevaba más de un año sin aparecer en público con su marido, aunque sí asistió a su toma de posesión en 2012. Se especuló incluoso con que se había recluído en un convento. También han sido frecuentes los rumores de infidelidades del presidente ruso; como los que le relacionaron de manera insistente con una ex campeona olímpìca de gimnasia artística, con la incluso se dice que llegó a tener un hijo.

El matrimonio tuvo dos hijas, María y Ekaterina, de las cuales no se conoce prácticamente nada.

Compartir
Artículo anteriorFilloas fritas
Artículo siguienteCócktail de cítricos y mangos