El presidente de México y su mujer, ‘anfitriones’ de los reyes

El Palacio del Pardo acogió la recepción que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y su esposa, Angélica Rivera, quisieron realizar en honor a los reyes de España en su despedida  de nuestro país. Don Juan Carlos y Enrique Peña entraron en la sala seguidos por sus esposas, y todos ellos fueron recibiendo a los invitados, entre los que se encontraba el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y diversos ministros.

5.888
Compartir

Han sido dos intensos días de visita de Estado del presidente mexicano y su esposa, la última en la que participará Juan Carlos I como rey, ya que el día 19 tomará su relevo en el trono su hijo Felipe. Esta recepción fue distendida y al mismo tiempo emotiva por las razones explicadas y en ella quedó de manifiesto la buena sintonía existente entre la reina y Ángelica Rivera, quienes por la mañana habían visitado el servicio de nefrología infantil del Hospital Universitario “La Paz” de Madrid, donde mantuvieron una reunión de trabajo con el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, el director gerente del Hospital Universitario La Paz, Rafael Pérez-Santamarina, el subdirector del Hospital, Javier Cobas, y la jefa de servicio de nefrología infantil, Laura Espinosa, entre otros asistentes.

reina

Entre la reina y la mujer del presidente de México hay muy buena sintonía.

El día anterior, los reyes habían ejercido de anfitriones con una cena de gala que ofrecieron al presidente Peña Nieto y su mujer, en el Palacio Real de Madrid, a la que también asistieron Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias, junto con una representación de las instituciones del Estado y de los ámbitos empresarial, cultural, económico y medios de comunicación.

En el momento del brindis, el rey quiso recalcar el papel que a partir de ahora ejercerá su hijo, Felipe VI, una vez llegado al trono: “La Corona asume la más alta representación de España en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de nuestra Comunidad Histórica. A ello ha respondido mi especial y permanente compromiso con la Comunidad y las Cumbres Iberoamericanas. A ello ha respondido, igualmente, la continuada asistencia del Príncipe de Asturias a las tomas de posesión de los mandatarios iberoamericanos y sus numerosas visitas a la región. En todas estas ocasiones, el Príncipe ha llevado siempre a los pueblos iberoamericanos el hondo afecto y la solidaridad de España. Sé bien que conocéis su cariño a México y su firme compromiso con toda Iberoamérica”.

reyes1

La recepción fue muy emotiva para los reyes.