Chris O’Neill, novio de Magdalena de Suecia, acusado de ocultar dinero en paraísos fiscales

Chris O´Neill, el flamante novio de Magdalena de Suecia, se ha visto obligado a justificar sus ingresos tras ser acusado por el diario sueco Aftonbladet de esconder dinero en paraísos fiscales. El futuro marido de la princesa Magdalena de Suecia está en el ojo de huracán. El periódico sueco Aftonbladet ha sacado a la luz los múltiples negocios en los que está involucrado Chris O´Neill y ha asegurado que “esconde sus millones en paraísos fiscales”. Según este artículo, O´Neill es socio de una compañía financiera, Noster Capital LLC, domiciliada en las islas Caimán y en el estado de Delaware, ambos paraísos fiscales, pero con oficinas en Londres y Nueva York. Según el periodista autor de la noticia, “la transparencia de estas empresas es mínima y están exentas de impuestos al operar fuera de Estados Unidos”. El revuelo creado por la noticia ha obligado a la Casa Real sueca a dar explicaciones. Una carta redactada por el abogado de Chris O´Neill confirma que Noster Capital está domiciliada en las islas Caimán pero que es “una práctica común en la industria convencional y en la inversión” y asegura que O´Neill reside en Nueva York y cumple con sus obligaciones fiscales.

Compartir

Fue en octubre cuando se anunció el compromiso de la princesa Magdalena de Suecia y Chris O´Neill, un financiero neoyorquino que parecía ser el príncipe azul perfecto: “Es cálido, amable y agradable. El sueño de una suegra”, dijo la soberana. El día del anuncio de la boda, la hija menor de los reyes Carlos Gustavo y Silvia estaba radiante de felicidad y mostraba orgullosa su anillo de compromiso. Además, ya han asistido como pareja a un acto oficial en Nueva York.

Chris O´Neill, prometido de Magdalena de Suecia, en tela de juicio

Magdalena de Suecia y Chis O´Neill llevan un año compartiendo piso en Nueva York, donde seguirán residiendo tras su boda.

Compartir
Artículo anteriorLetizia se apunta a las transparencias
Artículo siguienteMar Flores: "Echo de menos el mundo de la actuación"