El cumpleaños más triste de Eugenia Martínez de Irujo

La hija de la duquesa de Alba cumple hoy 44 años cuando aún no se ha resuelto el enfrentamiento con su ex, Fran Rivera, por la custodia de su hija, Tana

Compartir

Desde que el pasado verano saltara la noticia del enfrentamiento de Eugenia Martínez de Irujo con Fran Rivera por la custodia de su hija, Tana, la duquesa de Montoro no levanta cabeza. La única hija de la duquesa de Alba es una madraza que no se esperaba este golpe. El próximo 14 de enero es la fecha en la que el exmatrimonio volverá a verse las caras en el Juzgado de Familia. Hoy, Eugenia pasa el día de su 44 cumpleaños sin tener resuelto un tema que le preocupa, y que le gustaría nunca se hubiera producido.

Eugenia vive con la niña en Madrid, donde la pequeña estudia en el Colegio Británico. El año pasado Tana, que el 16 de octubre cumplió trece años, estudió en un internado cerca de Londres y, a su vuelta, según ha trascendido, ha sido la propia niña quien pidió a su padre irse con él. Eugenia intentó por todos los medios resolver este conflicto de forma amistosa y sin tener que llegar a los tribunales, pero finalmente no pudo ser y se han metido en este proceso que para ambos resulta de lo más desagradable.

El conflicto de la expareja ha tenido también sus efectos colaterales, pues Fran Rivera ha visto como su excelente relación con la duquesa y Alba y con Cayetano Martínez de Irujo, hermano preferido de Eugenia, se rompía por completo, pues ambos, como es lógico, han cerrado filas con la duquesa de Montoro.

Eugenia está pasando por unos malos momentos, según sus amigos más cercanos.

Fran Rivera, que continúa feliz al lado de la sevillana Lourdes Montes, también ha visto como su vida ha cambiado en los últimos meses: el anuncio por sorpresa de su retirada de los ruedos ha sido interpretado por muchos como un gesto del hijo de Carmen Ordóñez de querer estar más tiempo con su hija y poder llevar una vida estable con la niña y Lourdes en Sevilla. El puente de Todos los Santos la pareja pasó unos días de compras en Nueva York y, según se ha publicado, esas fotos no gustaron a Eugenia, quien ha pedido al extorero que no se deja fotografiar con la pequeña. Este fin de semana, Fran estuvo en el Rastrillo de Madrid, pero no quiso dar su opinión al respecto: “aquí hemos venido a ayudar a los niños que lo necesitan y no es lugar para hablar de otras cosas”, nos dijo.

En tiempo pondrá todo en su sitio, pero mientras tanto, Eugenia ha pasado, según sus amigos cercanos, un verano horrible y, estos días, no son tampoco los más felices para la hija de Cayetana Fitz James-Stuart. Este jueves 29 de noviembre, eso sí, está prevista su presencia junto a toda la familia (a excepción del Jacobo, conde de Siruela) en la inauguración de la gran exposición del legado de la Casa de Alba en el Ayuntamiento de Madrid. La reina Sofía será la invitada de honor en esa importante muestra cultural.