Cuidados veraniegos: sí y no

Cuidados veraniegos: sí y no

En verano, la rutina cosmética no puede ser la misma que en los meses fríos. La radiación solar es mucho más activa, el calor dilata los poros, sudamos más, y los ingredientes y texturas varían. Hoy os traigo unos consejos para no equivocaros con los cuidados del día a día durante las vacaciones.

Lo que sí debemos hacer:

  1. Limpiar en profundidad la piel. Ya sabéis que soy una firme defensora de la limpieza, porque sin ella la piel nunca estará bonita y joven, y los tratamientos (cosméticos o en cabina) nunca tendrán el efecto deseado. Hay que decantarse por la textura más adecuada a cada piel y edad, y quizá, olvidarse por unos meses de los limpiadores en aceite, porque harán una segunda película que puede taponar la piel y resultar desagradable con el sudor. Terminaremos con el tónico y repetiremos mañana y noche; tened en cuenta que aunque no os maquilléis en verano ni estéis en un lugar con contaminación, el protector solar, que es muy necesario, a la vez también ensucia la piel.
  2. Utilizar ingredientes antioxidantes. Yo adoro la vitamina C, pero también la E, la trufa blanca, de la que están compuestas mis cremas y que aporta una buena cantidad de antioxidantes, o la soja, un magnífico elemento antiedad. Yo la tengo en unas ampollas maravillosas, por cierto, y también son ideales antes de una fiesta veraniega por su acción flash. Puedes utilizar estos activos mañana y noche, aunque si utilizas la Vitamina C de día, después debes aplicar protección solar para evitar posibles irritaciones. Te ayudarán a combatir los radicales libres de los rayos UVA y UVB.
  3. Protector solar con spf entre 30 y 50. En la cara no aconsejo utilizar menos de spf 50, así mantendremos a raya las manchas, las arrugas, la flacidez e incluso el cáncer de piel. Y en el cuerpo, nunca menos de spf 30. Debemos aplicarlos cada dos horas o después de cada baño.
  4. Hay que hidratar la piel y el cabello a menudo, porque con el salitre, el cloro y el sol sufren mucho. Os aconsejo el Ácido Hialurónico, sobre todo.

Lo que no hay que hacer

  1. Utilizar retinoides antes de ir a la playa. Los retinoides son hipersensiblizantes si no se usan bien. Aunque hoy en día hay productos en el mercado ya preparados para utilizar antes del protector solar, en general son un poco reactivos, en función de su concentración. Puedes dejarlos para la noche, o si son fuertes, para el otoño.
  2. Peelings químicos. Ahora, no existen para ti. Los ácidos frutales son muy efectivos para exfoliar la piel de forma natural, pero también reaccionan con el sol. Y hablo tanto de los tratamientos en cabina como los de uso doméstico, aunque estos tienen una concentración más baja.
  3. Ponerte perfume para la tumbona. ¿Sabías que algunas esencias, como la lavanda o el limón, reaccionan al sol y pueden producir alergias e incluso manchas? Por eso muchos protectores no llevan nada de perfume. Para bajar a la playa o la piscina olvídate de aromas y déjalos para la noche.

1 Comentario

Dejar una respuesta