Baño relajante

Baño relajante

0

Baño relajante, vitalizante, detox,….un buen baño es uno de esos lujos al que puedes acceder sin salir de casa ¿Cómo? Lo primero, poniendo el agua a la temperatura adecuada. Los expertos opinan que esta debe estar entre los 39 y los 42 grados, que para todo hay gustos. Después, creando un ambiente cálido en el cuarto de baño, 22-23 grados de temperatura exterior. En cuanto a la iluminación, lo ideal es utilizar una luz tenue, de matiz amarillo y complementarla con algunas velas, que debes situar en lugares que no supongan un peligro.

piernas

Dependiendo de las necesidades de tu piel, puedes añadir a tu baño relajarte los activos que precises. Así, para relajar mente y músculos, te aconsejo que incorpores unas gotas de aceite esencial de lavanda , que además tiene propiedades antisépticas y regenerativas. Si lo que buscas es energía, la naranja, limón o mandarina es lo que necesitas. Para combatir un catarro, nada mejor que el eucalipto y el romero, un cóctel descongestivo que despeja las vías respiratorias. La inmersión en tu baño relajante no debe sobrepasar los 20 minutos. Si quieres, puedes añadir una dosis de gel bajo el grifo, para conseguir espuma o emplear sales de baño que mezclan diversos aceites esenciales para conseguir un fin determinado.

piernas_agua

 

Termina tu sesión con una ducha templada, aplicando sobre la piel húmeda un aceite de baño y arropándote con el albornoz hasta que penetre en la piel. Tómate tu tiempo, el secreto de un buen baño de burbujas es alejar las prisas, de ahí que la mejor hora para realizarlo sea antes de ir a dormir.

Compartir
Artículo anteriorMaquillaje de primavera
Artículo siguienteAcné en adultos

No hay comentarios

Dejar una respuesta