Pelo sano después del verano

Pelo sano después del verano

Salvo a esas afortunadas con melenas onduladas, bien nutridas, sanas e hidratadas que encuentran en el clima marítimo su mejor compañía, la fibra capilar suele sufrir en las vacaciones al mismo tiempo que nosotros disfrutamos. Llega la operación pelo sano.

El cloro, el viento y el salitre son enemigos acérrimos del pelo sano, sobre todo de los que han sufrido cualquier proceso químico: tintes, mechas, alisados térmicos, moldeados….Y pocos son las melenas vírgenes más allá de los 18 años.

Pelo sano después del verano, ¿cómo lo consigo?

Pelo sano ¿cómo recuperarlo?

Nada mejor que prevenir males postverano: sequedad, deshidratación, virajes de color inauditos, puntas abiertas, medios quebradizos. Solo hay que seguir una sencilla regla para mantener el cabello feliz en vacaciones. Y es protegerlo durante las exposiciones solares y del salitre y el cloro utilizando un cosmético capilar adecuado. Los aceites secos son perfectos.

También conviene enjuagar a diario con agua dulce y un champú para después del sol y utilizar una mascarilla. Al menos 2 veces a la semana. Así, el regreso no será un trauma capilar y luciremos pelo sano.

Si a pesar de todas las precauciones, el cabello ha sufrido alguna magulladura, lo ideal es acudir a la peluquería y realizarse un tratamiento de choque. Hoy, existen protocolos sencillos pero eficaces para reparar el color deslavado. O para tratar la fibra capilar deshidratada o frágil, la falta de elasticidad. Actúan de forma rápida y son capaces de solventar los descuidos veraniegos.

Nuestro pelo necesita nutrición como nuestra piel y productos específicos para conseguirla.

Cosmética capilar

Una de las ventajas de la cosmética capilar, es que sus efectos se ven desde el primer momento. En la mayoría de los casos, los resultados se pueden mantener durante semanas utilizando los productos adecuados en casa. Uno de mis favoritos son los baños de brillo. Actúan cerrando las cutículas y son capaces incluso de prolongar en el tiempo esos reflejos dorados que sobre los cabellos castaños y rubios otorgan los rayos solares.

Por otro lado, no hay que olvidar que para el pelo sano, aquello de renovar el corte para limpiarlo de puntas abiertas y darle un nuevo look. Es otro de los gestos que no hay que retrasar mucho después de retornar a la vida cortidiana.

Septiembre, mes para la prevención

Septiembre, también es un buen mes para prevenir la caída otoñal utilizando la nutricosmética. Para que sea eficaz precisa de constancia. Una píldora al día, durante al menos dos meses, aporta al cuero cabelludo las vitaminas y minerales que necesita. Nutre los folículos pilosos, las raíces, que harán que los nuevos cabellos nazcan y crezcan con más fuerza.

Recuerda que es normal perder entre 50 y 80 cabellos al día, a partir de esa cantidad, hay que comenzar a preocuparse. La falta de densidad capilar, incluso la alopecia, es un problema que cada vez a más mujeres y la mejor forma de paliarla es la prevención.

2 Comentarios

Dejar una respuesta