El acto de abdicación del rey Alberto en su hijo Felipe

Con una ceremonia muy austera, Alberto II ha abdicado en su hijo Felipe que, tras jurar la constitución, se convierte en séptimo rey de los belgas. El rey firmó su abdicación poco antes de las 11 de esta mañana en presencia del príncipe heredero y del primer ministro belga, Elio di Rupo, y de la ministra de Justicia.

2.992
Compartir

La ceremonia de entronización, que ha coincidido con la celebración de la Fiesta Nacional Belga, ha sido bastante austera y costado tan solo 600.000 euros, 100.000 más que una celebración de la fiesta nacional cualquier año.

“Felipe, tienes las cualidades de corazón e inteligencia pata servir bien a nuestro país con estas nuevas responsabilidades” dijo Alberto a su hijo, en su discurso de abdicación, que ha pronunciado en neerlandés, francés y alemán “tu madre y yo te deseamos de todo corazón que tengas éxito en esta tarea, para la que estás bien preparado”. El rey saliente, tuvo también palabras de cariño para Paola, la mujer que le ha acompañado en su reinado durante 20 años, y que se mostró muy emocionada durante todo el acto, al igual que la ya reina Matilde.

tres-reinas

La reina viuda Fabiola, con la ya reina Matilde y la reina saliente Paola

A la abdicación han asistido unos 200 invitados, entre miembros del gobierno, los presidentes de los partidos y representantes de la justicia. A continuación, el nuevo rey Felipe ha prestado juramento como rey ante los representantes de las cámaras y después ha salido a saludar al balcón del Palacio Real, acompañado de la reina Matilde de la nueva princesa heredera, Elizabeth, de 11 años, que hoy se convierte en Duquesa de Brabante.

abrazo-reyes

Alberto abraza a su hijo, el rey Felipe, tras su abdicación

aplauso-felipe

felipe-jura

 Felipe, en el momento de jurar como rey de los belgas

felipe-trono

Felipe, sentado en el trono, poco antes de pronunciar su discurso de jura como rey

matilde-alberto-y-paola

La reina Matilde y los reyes Alberto y Paola, aplauden tras la jura de Felipe

El rey Alberto II, de 79 años, anunció el pasado 3 de julio su intención de abdicar en su hijo, en teoría por su salud pero también agobiado por los últimos escándalos que han salpicado a la familia real como los supuestos fraudes fiscales de la reina Fabiola y la supuesta hija ilegítima del rey, que ha puesto una demanda recientemente para que el Alberto II reconozca su paternidad.

El nuevo rey, Felipe, es tímido y poco carismático pero bien preparado. Estudió en Oxford y en Stanford donde se graduó en Ciencias Políticas y es piloto de caza y paracaidista en la Escuela Real Militar Belga. Es también presidente de honor de la Agencia de Comercio Exterior, y ha encabezado numerosas misiones económicas por todo el mundo.

Para su tarea contará con el apoyo de la reina Matilde, de 40 años, que se convierte en la primera reina de origen belga y que es muy querida entre los belgas por su carácter alegre y su elegancia. Los nuevos reyes tienen 4 hijos, dos niños y dos niñas. La mayor, Elizabeth se convierte con solo 11 años en una de las herederas más jóvenes de Europa y en la primera mujer heredera al trono de los belgas, ya que hasta este momento, existía la ley sálica en Bélgica qiue impedía que las mujeres heredaran el trono.

Compartir
Artículo anteriorRepública Checa: descubre Bohemia del sur
Artículo siguienteMatilde acierta con un elegante vestido de la firma Natan para convertirse en reina de los belgas