Deconstrucción del repertorio de su padre

Seis años han pasado de “A vida”, su último álbum de estudio. Ahora Mónica Molina, coincidiendo con el 20 aniversario de la muerte de su padre, el mítico Antonio Molina, lanza un disco de versiones de sus temas más emblemáticos. La cantante lo presentará en directo en el Teatro Fernando Fernán Gómez de Madrid el próximo 1 de noviembre y posteriormente en otras ciudades.

Compartir

La actriz y cantante ha tardado en publicar su nuevo disco de estudio, que lanza con su nueva compañía discográfica, pero la espera ha merecido la pena. El reto de Mónica Molina era grande, pues la sombra de su padre, Antonio Molina, es alargada… Reinterpretar canciones de los años 50 que están muy arraigadas en el acerbo popular de distintas generaciones era una apuesta difícil, porque la prodigiosa voz de su progenitor y su particular forma de cantar le convirtieron en alguien único.

Mónica y su hermano Noel, escritor de la mayor parte de sus canciones y productor de todos sus discos, han optado al abordar esta propuesta por seguir con el estilo musical de la cantante, que cuenta con una voz cálida y una forma sutil de interpretar como mayores herramientas. Sorprende que se haya atrevido con clásicos como “Soy minero” y “Cocinero, cocinero” y que haya salido más que airosa, pues son canciones archiconocidas, que han conocido hasta parodias humorísticas. El resultado es que han encontrado el tono adecuado para que encajen en el repertorio habitual de la artista.  

La propia cantante ha quedado muy satisfecha con el resultado: “Ahora, cuando lo escucho, me siento muy orgullosa y estoy segura de que él también lo estaría”.

Puedes escuchar y ver el vídeo de su primer sencillo, “Mar blanca”, aquí:

http://www.youtube.com/watch?v=3c99DiqbYos

 

Compartir
Artículo anteriorLa duquesa de Alba y Eva González, cariñoso reencuentro en Sevilla
Artículo siguienteSopa de setas