Cynthia Rossi: “Mi madre me apoya en mi carrera como pintora. Es mi mayor fan”

Cynthia Rossi, hija del anticuario francés Jean Marie Rossi y Carmen Martínez Bordiú, fue la estrella en la Gran Fiesta de la Decoración de El Corte Inglés, celebrada en un espacio efímero en pleno centro de Madrid. La joven, que justo el día anterior celebró con su familia española su 29 cumpleaños, nos contó que ha cambiado la abogacía por la pintura…

2.635
Compartir

El pasado 28 de abril Cynthia Rossi cumplió 29 años, y coincidió con su última visita a Madrid, donde vive su madre, Carmen Martínez Bordiú. Aunque cuando sus padres se separaron, la niña se quedó a vivir con su padre, el famoso anticuario Jean Marie Rossi, en París, ella asegura que se siente muy unida a su madre, y reivindica su parte española: “Estoy viviendo en París, pero vengo lo más posible a Madrid para estar con mi familia. He celebrado mi cumple aquí en familia, con un almuerzo, muy tranquila, disfrutando de momentos privilegiados, ya que no vengo mucho. Estaban mi madre, mi abuela, mi hermano… todos. Luis Alfonso cumplió 40 hace unos días. No nos vimos ese día, pero hablamos por teléfono”, comentó con gran naturalidad. 

 Cinthya Rossi

La hija de Carmen Martínez-Bordiú asegura que lleva en París una vida muy tranquila.

Curiosamente, es en su país materno donde no logra pasar inadvertida, al contrario que en la capital gala: “Yo soy muy discreta. En París vivo en el anonimato más completo. Mi vida allí es muy tranquila. Me gusta salir con amigos, pero tampoco tengo la vida de it girl“. 

Además, ha dado un giro radical a su vida: “Acabé Derecho, hice unas prácticas, trabajé en un despacho de abogados, pero sentía que me faltaba algo y lo dejé al medio año y empecé a pintar. Llevo casi tres años, estoy vendiendo bastantes cuadros gracias al boca a boca y me dedico a ello. Ahora soy pintora, o abogada-pintora. Pintando soy muchísimo más feliz“.

En esta nueva faceta, su madre está a su lado: “En un principio se lo tomó un poco nerviosa, pero como me ve muy feliz, es lo que más le importa. Yo siempre he pintado mucho. Incluso le vendía cuadros a los amigos de mis padres, a los 8 años, pero nunca pensé en dedicarme a eso, porque no lo considero como un trabajo. Me gusta tanto que es casi un hobby. Pero ahora es muy serio, trabajo todos los días… Mi madre tiene cuadros míos desde pequeña, de antes y ahora. Es mi mayor fan. Siempre me ha apoyado en todo lo que hacía. El resto de la familia también tiene cuadros míos, regalados por supuesto”, señaló.

Cynthia define su estilo artístico “con muchos colores, un poco pop art, bastante moderno. Me inspiro en la vida de las personas” y dice ser muy ordenada: “Es extraño porque no soy bohemia, pinto con mucha racionalidad, tengo mis horarios, me gusta trabajar mucho, soy bastante seria…”

Con su explosiva mezcla genética, le preguntamos a quién se parece más su carácter: “Depende. Cuando estoy en España, me siento muy Martínez-Bordiú. Es verdad que como nací en París, me siento muy francesa, pero cuando vengo aquí me siento española. Tengo cosas de los dos, la parte más racional de mi padre y la bohemia de mi madre. Mi madre tiene una libertad e independencia, que a lo mejor yo no tengo, porque siempre quiero hacer las cosas bien, que la gente esté contenta… y a ella eso le da igual. Vive lo que quiere vivir en su momento. Pero tiene una fuerza de carácter que yo tengo también”.

Cinnthya Rossi

Feliz con su vida en París, no descarta en un futuo instalar su residencia en Madrid.

Cynthia, que en cuestiones amorosas nos comentó escuetamente que está “feliz”, se ha independizado. Por supuesto, ella misma se ha encargado de la decoración de su casa: “Mi casa es de un estilo bastante moderno, pero me gusta mezclar con cosas antiguas, con cosas del Mercado de las Pulgas de París… Mi madre me ayudó mucho, porque tiene un gusto buenísimo. Y mi padre también. Me prestó cositas…”.

Pese a todo, en un futuro no descarta venir a vivir a Madrid: “Me encantaría. Es otro ambiente, el clima, la luz… Veo a la gente más abierta y alegre“, concluyó.