Cristina e Iñaki reaparecieron por sorpresa en una boda en Barcelona

Los duques de Palma han regresado juntos a Barcelona para asistir, por sorpresa, al banquete de boda de Pablo Lara, hijo del presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, y Anna Brufau, hija del director de Indra en Cataluña, Manuel Brufrau. la hija mediana del rey y su marido no asistieron a la ceremonia religiosa, que se celebró en la basílica de Santa María del Mar. 

4.938
Compartir

Dos meses después de instalarse en Ginebra con sus hijos, Cristina e Iñaki han reaparecido juntos en Barcelona para esta boda, que ha constituido uno de los grandes actos sociales de los celebrados últimamente en la Ciudad Condal. Su presencia se llevó con absoluta discreción. Los invitados al banquete ya se estaban sentando cuando, muy sonrientes y cogidos de la mano, los duques de Palma aparecieron en el pabellón italiano del recinto ferial de Montjuïc. En esta ocasión, los duques viajaron sin sus hijos, que se quedaron en Ginebra al cuidado, al parecer, de su abuela paterna, Claire Liebaert, quien pasa una temporada con los Urdangarin-Borbón en Suiza.

Cristina e Iñaki ofrecían una imagen aparentemente relajada, a pesar de que la infanta podría ser imputada nuevamente por el juez Castro por presuntos problemas fiscales, en tanto que el proceso del Caso Noós, en el que está incurso Iñaki, podría tener novedades muy pronto. Desde que viven en Ginebra, que se sepa, la infanta ha estado en Barcelona en dos ocasiones por asuntos relacionados con su trabajo en La Caixa, en tanto que Iñaki estuvo también en la Ciudad Condal para reunirse con sus abogados.

duques-de-palma

Esta vez, Cristina e Iñaki viajaron sin sus hijos.

duques-de palma

Los duques de Palma llevan ya dos meses viviendo en Ginebra.