Corinna contraataca y habla de la familia real

Corinna es la mujer del momento tras las explosivas entrevistas que ha concedido estos días. La noble alemana ha reafirmado la «entrañable amistad» que le une al rey y su intención de que, por ahora, de no volver a España. ¡No te pierdas todos los detalles sobre esta controvertida figura en nuestra edición impresa de SEMANA!

4.885
Compartir

Corinna Sayn-Vittegenstein, en la segunda entrevista que ha concedido en cinco días dice que no quiere ser célebre y que habla para defenderse tras aparecer su nombre en los correos que Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin. La princesa niega tener relación con el Caso Nóos, aunque sí revela que a petición del rey Juan Carlos, a quien conoce desde 2004, le buscó un empleo a Urdangarin como presidente de la Fundación Laureus en España con un sueldo anual de 200.000 euros y que para su decepción, lo rechazó. También seguró que había hecho trabajos no remunerados y que calificó de clasificados para el Gobierno español, cuya naturaleza sigue siendo un misterio.

La princesa alemana manifiesta sentir un gran respeto por el rey Juan Carlos  el príncipe Felipe, y que no tiene intención de volver, por ahora a España, aunque le encanta nuestro país y hasta la adolescencia pasó las vacaciones de verano en la Costa del Sol. Corinna Sayn-Vittegentein, que vive entre Mónaco, donde reside con sus hijos, y Londres, donde tiene su despacho, saltó a la palestra en abril del pasado año cuando se supo que acompañaba al rey en la famosa cacería de Botswana en la que don Juan Carlos se fracturó una cadera. Ella considera que aquel suceso le ha perjudicado y que se sintió dolida por ciertos comentarios.

corinna sayn-vittgenstein

Corinna tiene 49 años y se mueve como pez en el agua en la alta sociedad.

Tras la famosa cacería de Botswana en abril de 2012, SEMANA fue uno de los primeros medios que contó a la opinión pública quién era Corinna. Nació en Frankfurt hace 48 años y su apellido de soltera es Larssen. Su padre, Finn Bönning Larsen, un empresario y mecenas, falleció el 10 de agosto de 2010. Su madre se llama Ingrid, aún vive en Frankfurt, y tiene un hermano, Sven Erik.

A los 25 años, Corinna se casó con el empresario británico Philip Atkins con quien tiene una hija , Nastassia, que hoy tiene 21 años, y vive en Mónaco. Rompieron apenas un año después de nacer la niña, aunque su relación siguió siendo buena. De hecho, él y el hijo pequeño de Corinna se encontraban con el rey Juan Carlos en Botswana en la famosa cacería.
Corinna  se casó en 2000 con el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein, once años más joven que ella y miembro de una antigua famila aristócratica alemana que se opuso a aquella boda.Tienen un hijo Alexander, de 11 años, y se divorciaron al poco de nacer el pequeño, aunque Corinna. logró mantener el título de Princesa y Alteza Serenísima, que utiliza desde entonces.