Rosa Benito saca partido a su silencio

Rosa Benito saca partido a su silencio

1

Rosa Benito ha sabido dotar de misterio su personaje y, aunque no está retirada del todo del ojo público, su silencio hace que lo que tenga que contar sea mucho más interesante. 

rosa-benito
Rosa Benito y Rosario Mohedano llevan mucho tiempo recorriendo España con sus conciertos.

Las películas de terror malas acumulan sustos, tantos que llega un momento que te da un poco igual que corten el cuello a seis o siete adolescentes más porque ni te inmutas. Lo mismo ocurre con los personajes (con la excepción de Belén Esteban, que es incombustible), que cuando les oyes hablar de sí mismos o de los demás sin parar te da igual lo que puedan largar.

Rosa Benito se fue de ‘Sálvame’ y las polémicas que le rodeaban se han ido apagando hasta convertirse en cenizas. Ahora su vida es mucho más plácida, aunque, posiblemente, su cuenta corriente maneje dígitos mucho más modestos.

tamra-gorro
Rosa Benito, en el 30 cumpleaños de Tamara Gorro. Con ellas vemos a Paz Padilla, con quien trabajó en ‘Sálvame’.

En ocasiones, ganar dinero no es precisamente rentable, salvo cuando la necesidad aprieta, que en ese caso hay que remangarse y, si hace falta, meter las manos en la mierda y removerla. No seré yo quien juzgue cómo cada quien administra su vida privada, porque todos somos soberanos a la hora de gestionar nuestra intimidad.

Rosa Benito ha encontrado un nuevo camino en la vida y estoy seguro que su vuelta a televisión será un acontecimiento mediático. Porque personaje va a seguir siéndolo siempre. Ya hace muchos años que llegó para quedarse.

chayo-mohedano
Madre e hija, dándolo todo en el escenario.

Su hija, Rosario Mohedano, también parece haber escogido una vía similar y sin hacer ruido sigue trabajando de una manera continuada, algo que en el mundo de la música es muy complicado. No me toca a mí pronunciarme sobre sus cualidades como cantante porque hay a gente que le parece horrible Céline Dion y tiene tres pianos en la garganta. Creo que siempre se debe respetar a quien se sube a un escenario y con honradez lucha por ganarse la vida.

Hace muchos años, en una comida de la Peña Primera Plana (para los profanos: el grupo de periodistas que otorga los premios Naranja y Limón) conocí a Rosario Mohedano y descubrí en ella una persona educada, con ganas de agradar y con buena fe. A veces creo que por ser quién es ha recibido golpes que no se merecía porque es más fácil atacar el eslabón de la cadena que se cree más débil o donde se va a hacer más daño, a una madre, ya que siempre les duele más lo que digan de sus hijos que de ellas mismas.

No sé si me leerá o no, pero me apetecía decírselo desde aquí. Siempre me han gustado más las hormigas que las cigarras. Y de Rosario no puede decirse que no haya sudado la camiseta todos estos años.

Otras cosas quizás, pero esta no. ¡Mucha suerte!

Compartir
Artículo anteriorLa delicada situación de Candela Peña
Artículo siguienteLos motivos por los que Kylie Minogue podría odiar España
La vida da tantas vueltas que a veces te mareas. Intento mantenerme en pie y con el corazón contento, pero no siempre es fácil. Después de más de 20 años escribiendo sobre famosos y conociendo a unos miles, tiro de mi hemeroteca emocional y de la experiencia vivir para cortar trajes a medida.

1 Comentario

Dejar una respuesta