Rocío Carrasco, una bomba de relojería en una boda

Rocío Carrasco, una bomba de relojería en una boda

Que dice Ortega Cano que ha invitado a su boda con Ana María Aldón a Rocío Carrasco. What?

Rocío Carrasco podría convertirse en la invitada más incómoda de la Historia de las bodas en España.

Sí, amigas, Ortega Cano ha decidido meter una bomba de relojería en su segundo enlace. Que estoy seguro que no va a ir ni detonar, porque Rocío Carrasco hace muchos años que pasa de todo, hasta de sí misma, pero, ¡Hay que ver qué ocurrencias!

Lo de los invitados bomba es un clásico en esta familia, porque también José Fernando (en este caso hay que disculparle) declaró en su momento que su hermana Rocío, con la que no se habla desde hace milenios, le había invitado a su boda. De haber sido verdad, los titulares que hubiéramos publicado todos hubieran sido muy distintos, pero la mentirijilla de José Fer tuvo las patas muy cortas.

Ortega Cano no cruzó casi palabra con Rocío Carrasco la última vez que se les vio juntos en público cuando se presentó el sello conmemorativo de Rocío Jurado. ¿Tiene sentido que esté invitada a su boda?

En fin, que Rocío Carrasco es persona non grata en esa boda, por mucho que el viudo de la más grande haya, con toda su mejor intención, tendido un puente que nadie va a cruzar. Pero pongámonos en lo peor: acepta la invitación. ¿Con quién la sientas? Le daría un ataque al wedding planner.

Rocío Carrasco vive en un ostracismo familiar, no sabemos si feliz, pero al menos con aparente calma. Y Ortega Cano disfruta de una segunda juventud después de haber pagado sus culpas en la cárcel, igual que Isabel Pantoja, que salió más estrella de prisión que en los años post-Julián: su estrella que pesa tanto había empezado a perder su brillo. Ahora tiene conciertos hasta en Miami.

Gloria Camila, tía de la hija de Rocío Carrasco, que tampoco se habla con ella, no llevaría muy bien compartir espacio con hermana.

Imagino que si Rocío Carrasco se presentara en la boda del que fuera su padrastro la que se quedaría en casa es Gloria Camila, que ha sacado los ojos verbales a su hermana en tantas ocasiones. O podría ser mucho peor, que coincidieran y acabaran como en aquella secuencia de ‘La violetera’ en la que Sara Montiel acaba tirándose de los pelos con una rival. Así que, por la paz de todos, pero para tristeza nuestra, la hija de Pedro Carrasco tendrá algún plan mejor ese día. Un poner: quedar con su amiga Terelu.

Otras con mucho menos se harían un Deluxe, pero la otrora Rociíto guardará silencio, que es el bofetón más fuerte para los que se manejan bien en la batalla, en el barro. Cuando esquivas a un adversario, le desarmas, se le caen los argumentos por los agujeros de los bolsillos.

Y a Ortega Cano no le van a faltar invitados famosos y dispuestos a largarlo todo en el foro que les acojan. Ya veréis. Me froto las manos…

No hay comentarios

Dejar una respuesta