El problema de Elena Furiase (y de millones de españoles)

El problema de Elena Furiase (y de millones de españoles)

Elena Furiase no vive su mayor momento de gloria profesional, para qué nos vamos a engañar. Hace unos meses, su madre, Lolita Flores, admitía que se presentaba a muchos ‘castings’, pero no la elegían. Su situación no es otra que la de millones de españoles, que busca trabajo, pero no le salen o no le surgen de la calidad que a ella le gustaría.

La precariedad laboral ha llegado a todas las profesiones, aunque la de los actores viene de lejos. Si hiciéramos un recuento de camareros que son actores solo en Madrid tendríamos para llenar de extras la secuela de ‘Gladiator’ (no es una fantasía sexual, advierto, es la primera película que me ha venido a la cabeza). Así que no es extraño, ni siquiera noticia, que la nieta mayor de Lola Flores no esté de cabeza de cartel en varias películas al año.

Elena Furiase, que cumplirá 30 años en marzo, tiene pendiente de estreno, según vemos en IMDB, la película ‘Rosalinda’. No he encontrado muchas más referencias de este filme, en el que también intervendrían, entre otros, Cuca Escribano y Juan Gea.

Lo que distingue a Elena Furiase de los demás actores es que tiene un linaje que hace que pongamos el foco sobre ella, pero no solo esto… Lo que marca la diferencia es que, pese a las dificultades, ella no se ha abaratado, no ha rebajado el listón y sigue empeñada en lo suyo. Como su hermano Guillermo, que se abre camino como músico despacito, como el ‘late bloomer’ Luis Fonsi.

Vaya por delante que cualquier trabajo es digno, que si hay que tirarse por un trampolín en la tele, irte a una isla a quedarte con los pellejos colgando o abrirte en canal en un ‘Deluxe’, se hace… Pero la vida es cuestión de ir eligiendo y ciertas decisiones son excluyentes o te lastran tanto que te adentran en tierras movedizas de las que es difícil escapar. A su propia madre, Lolita Flores, que en los 80 vendía exclusivas que hoy serían como de Walt Disney, le costó años quitarse la pátina de personaje del ‘couché’ para que la consideran la gran artista que es.

La Faraona ayudó a su hija Lolita todo lo que puedo cuando le venían mal dadas. Sin embargo, muchos la calificaron como ‘un volante de la bata de cola de Lola Flores’. Después de su muerte, la artista logró el reconocimiento que merecía y hoy está consagrada como actriz. Su carrera musical, de momento, está aparcada.

En las circunstancias profesionales adversas, Lolita hizo lo que pudo. Y le ayudaba su madre, La Faraona, que en una ocasión se inventó que tenía no sé cuántos conciertos por América para que la contrataran con un caché altísimo para presentar con ella ‘Con sabor a Lolas’ en Antena 3 a cambio de cancelarlos. La verdad es que la intérprete de ‘Amor amor’ estaba en su casa con su marido, Guillermo Furiase, pensando ‘cómo me las maravillaría yo’ para pagar las facturas porque estaba canina. No solo la exposición de Fortuny que podéis ver ahora en el Museo del Prado es arte. Lo de Lola también… y superlativo.

Elena Furiase sigue sudando la camiseta sin buscar atajos. No ha seguido los pasos de Chabelita Pantoja, que ahora dice ser diseñadora, porque dibuja algunos días en su casa sin haber acreditado ningún tipo de estudios. En versión sofisticada se me ocurre Tamara Falcó, quien también le quiere quitar el puesto a Victoria Beckham como ‘designer’. Otro día, si eso, haré una comparativa entre ambas, que tienen en común más de lo que parece a primera vista…

En fin, Elena, que sabes que me encantas, que ya te lo he dicho por aquí, que te deseo que cumplas tus sueños, etc.

 

El problema de Elena Furiase (y de millones de españoles)

1 Comentario

  1. Me encantan estos hijos de famosos que no quieren vivir de la fama de sus padres, y menos vender su vida donde sea para cobrar …son dignos, la verdad .
    Los otros son cómodos y facilones. Están los cutres como Chabelita y los fashión como Támara Falco.
    ( me gusta la foto de Lolita y Lola es de los años 70 y pico todas arregladas de la época)
    Saludos

Dejar una respuesta