La verdadera condena de la infanta Cristina

La verdadera condena de la infanta Cristina

1
Compartir

Al margen de una sentencia condenatoria o exculpatoria, la infanta Cristina nunca podrá volver a ser la que era.

cristina-de-borbon
La imagen de la infanta Cristina se ha difuminado en la Casa Real, de la que ha sido apartada, para no perjudicar a la institución.

La infanta Cristina llevará ya siempre una ‘letra escarlata’, está marcada, señalada, y cualquiera puede ponerle la cara colorada en el momento más inesperado. Por mucho que su seguridad esté blindada, por mucha habilidad que tenga para esquivar las cámaras. Está condenada a un ostracismo ‘real’ que no es nada cómodo. Todo depende de cómo sea ella capaz de gestionar psicológicamente este rechazo social del que es objeto en su propio país.

No nos engañemos. Cristina, por mérito propio o ajeno, que no entraré a valorar esto, sigue llevando una vida de lujos y privilegios que no están al alcance no ya de un asalariado medio sino de cargos directivos que por mucha capacidad adquisitiva de la que dispongan no pueden acceder a ciertos círculos que ella tiene abiertos.

Inaki Urdangarin during the trial of the "Case Noos" in Palma de Mallorca, Wednesday March 2, 2016 Mallorca
El 2 de marzo de 2016, Iñaki Urdangarin declarando en Palma de Mallorca. Una imagen que ha quedado para la Historia.

La hermana de Felipe VI y su marido, han llevado todo este tiempo una vida, en términos económicos, que ya nos gustaría a cualquiera, pero no querría yo ni para mi peor enemigo la cárcel mental en la que han estado viviendo.

La propia Casa Real ha tenido que mover ficha y verles a hurtadillas, como si fuera un ‘guilty pleasure’, con miedo a ser señalados como institución. Los hijos de Iñaki y Cristina tampoco lo deben de estar pasando bien. En fin, que esa es la verdadera condena y no la de los tribunales.

INAUGURACION FORUM 2004 en la foto : juan carlos I , sofia de grecia , felipe de borbon , letizia ortiz , cristina de borbon , iñaki urdangarin BCN / © KORPA 08/05/04 BARCELONA
En la inauguración del FORUM, en Barcelona, en 2004. Esta imagen no se volverá a repetir. La Familia Real intenta que sus encuentros familiares no trasciendan.

Hace unos años, ya estando Iñaki imputado en el Caso Nóos, coincidí con él en la sala vip del aeropuerto de México D.F. y por más que él parecía estar concentrado en su i-Pad, estoy convencido que por el rabillo del ojo veía como todos le observaban y pasaban delante de él una y otra vez para escudriñar cada uno de sus gestos.

Qué lejos quedan aquellos días en los que Iñaki y Cristina se podían pasear como ‘celebrities’ en alfombras rojas, exhibir maneras de pareja perfecta, matrimonio sin mácula.

Por el camino han quedado también correos electrónicos vergonzantes, algaradas callejeras, mensajes del rey Juan Carlos diciendo que la Justicia era igual para todos, aunque este concepto no parece haberse fijado con fuerza en el imaginario colectivo. Las propias tertulias televisivas han alimentado la idea de que Cristina recibiría un trato de favor, una mancha, ficticia o real, difícil de disolver.

LA INFANTA CRISTINA DE BORBON E IÑAKI URDANGARIN DURANTE LA BODA DE PABLO LARA Y ANNA BRUFAU EN BARCELONA 26/10/2013 BARCELONA
La infanta Cristina e Iñaki, en una boda en 2013. Su vida se ha ido complicando paulatinamente en los últimos años.

Lo bueno que tiene el tiempo es que erosiona las cosas, los recuerdos se desvanecen y el rencor se difumina. Sin embargo, Cristina no podrá decir lo que Yurena en aquella canción, “No cambié, sigo siendo la misma”. Ni como Julio Iglesias, “la vida sigue igual”.

La suya siempre será distinta. Lástima.

 

Compartir
Artículo anterior¿Qué tiene Miguel Marcos que no tienen los demás?
Artículo siguienteDavid Flores Carrasco, las lágrimas de la verdad
La vida da tantas vueltas que a veces te mareas. Intento mantenerme en pie y con el corazón contento, pero no siempre es fácil. Después de más de 20 años escribiendo sobre famosos y conociendo a unos miles, tiro de mi hemeroteca emocional y de la experiencia vivir para cortar trajes a medida.

1 Comentario

  1. Lastima? poco están pasando para lo que se merecen, es una vergüenza la justicia en este país y una vergüenza aun mayor que siga existiendo una casa " real " tan corrupta en todos los sentidos.

Dejar una respuesta