Conchita Wurst, regreso triunfal a Viena

CONCHITA WURST, Thomas Neuwirth en la vida civil, fue recibida con todos los honores a su llegada a Viena una semana después de haber ganado el Festival de Eurovisión. También los ciudadanos la respaldaron con su presencia en el aeropuerto, donde la aguardaban con banderas arcoíris, emblema del movimiento gay, y barbas pintadas en las caras de muchos de sus fans. Wurst, cuya traducción literal en alemán es ‘salchicha’, interpretó cuatro de sus canciones ese mismo domingo en el centro de la capital austriaca, donde ofreció un mini recital al aire libre frente a la Cancillería Federal, que siguieron 10.000 personas de todas las edades y clases sociales, reabriéndose en su regreso triunfal la encendida polémica homófoba en su país, que unos y otros centran en la carismática Conchita Wurst.

1.618
Compartir

El preludio al caluroso recibimiento popular que tuvo Conchita Wurst por parte de los asistentes al recital-homenaje, fue la recepción oficial a la bautizada como ‘Reina de Austria’,en la Cancillería Federal de Viena, donde el primer mandatario, Werner Faymann, destacó el papel de Conchita y su mensaje de tolerancia: “Nos dice: amor y ganas de vivir. Yo le agradezco esta imagen, su carisma y sus palabras”, concluyó el líder socialdemócrata austríaco.

 La cantante austríaca gganadora del Festival de la Canción de Eurovisión Conchita Wurst durante la ceremonia de bienvenida en la cancillería federal en Viena, Austria, el Domingo, 18 de mayo 2014

Conchita Wurst, cantante y activista por los derechos de los homosexuales, envió un mensaje al mismísimo Vladimir Putin, el presidente ruso, sobre lo inútil de la represión hacia los gays: “Somos imparables”.

Conchita Wurst, inesperada ganadora del 59 Festival de Eurovisión, dedicó sus cuatro temas del mini recital, entre ellas ‘Rise like a Phoenix’, ganadora del certamen musical europeo a : “Todas aquellas personas que creen en un futuro de progreso. Estoy convencida de que Austria es uno de esos países. Por eso me siento honrada de haber traído este triunfo a casa“, explicó ante sus enfervorecidos seguidores la joven artista drag.

 La cantante austríaca gganadora del Festival de la Canción de Eurovisión Conchita Wurst durante el mini recital de bienvenida encancillería federal en Viena, Austria, el Domingo, 18 de mayo 2014

En el centro del escenario, Conchita Wurst durante el mini recital que apoyaron miles de seguidores. Pese al apoyo popular masivo, no han faltado las críticas y el gobernador de Járkov, Vladímir Varshavski ha dicho que su región no quiere estar “con gente como ella. O estamos con los mineros del este ucraniano o estamos con gente como Conchita”.

El multitudinario recibimiento popular y oficial a Conchita Wurst, que obviamente trascendía lo meramente musical, provocó las reticencias del partido conservador, que considera que sus socios de coalición, los socialdemócratas, están utilizando políticamente la figura de Conchita Wurst. De hecho, a raíz del triunfo de la  ya famosa drag queen en Eurovisión, el partido del canciller Faymann ha dado más ímpetu a sus reformas en la legislación para reconocer los derechos de los homosexuales, que los conservadores han tenido que acceder a debatir, después de bloquearlas desde hace años, por el impacto popular de Conchita Wurst, convertida en un icono musical y político.

El Canciller Federal de Austria, Werner Faymann, a la izquierda, y el Ministro Federal para las Artes y la Cultura Josef Ostermayer, a la derecha, dan la bienvenido a la cantante austriaca y ganadora de Eurovisión Conchita Wurst en la Cancillería Federal en Viena, Austria, el Domingo, 18 de mayo 2014

Conchita Wurst entre el canciller federal austríaco y el ministro de cultura, la drag queen está en el centro del huracán político en su país.

La cantante austríaca gganadora del Festival de la Canción de Eurovisión Conchita Wurst durante la ceremonia de bienvenida en la cancillería federal en Viena, Austria, el Domingo, 18 de mayo 2014

La cantante se ha convertido en un personaje de enorme peso en la vida política austriaca, donde podría tener una proyección importante si decidiera desviarse de su carrera musical, en la que ha logrado triunfar como drag, sin haberlo conseguido antes con la misma rotundidad en el talent show de su país en el que quedó segundo clasificado.

La cantante austríaca gganadora del Festival de la Canción de Eurovisión Conchita Wurst durante la ceremonia de bienvenida en la cancillería federal en Viena, Austria, el Domingo, 18 de mayo 2014

Conchita Wurst ha apoyado la adopción de hijos por parejas homosexuales y equiparar derechos de las uniones homosexuales con el matrimonio, así como que las lesbianas puedan acceder a concebir un hijo mediante inseminación artificial. Su impacto en la vida pública ha trascendido lo puramente musical.

La cantante austríaca gganadora del Festival de la Canción de Eurovisión Conchita Wurst durante la ceremonia de bienvenida en la cancillería federal en Viena, Austria, el Domingo, 18 de mayo 2014

Conchita soñaba con triunfar como cantante y lo ha conseguido con una voz importante y UNA IMAGEN ROMPEDORA que ha promovido la controversia y el debate.

La cantante austríaca gganadora del Festival de la Canción de Eurovisión Conchita Wurst durante la ceremonia de bienvenida en la cancillería federal en Viena, Austria, el Domingo, 18 de mayo 2014

En los grandes salones, de los círculos próximos al poder, o en los encuentros multitudinarios con sus seguidores, el look de Conchita, la drag queen bautizada como ‘Reina de Austria’, marca la diferencia con otros artistas que han seguido cauces más transitados.

Compartir
Artículo anteriorEl príncipe Harry la lía en Italia
Artículo siguienteAdolfo Suárez Illana, operado de nuevo con éxito