Charlene y Alberto reaparecen con sus sobrinos en un desfile en Montecarlo

Charlene y Alberto de Mónaco acudieron juntos al desfile de la colección crucero de Louis Vuitton, que se celebró en la plaza del Palacio Principesco en Montecarlo. Pierre, hijo de Carolina; y Pauline y Camille, hijas de Estefanía, también disfrutaron del acto junto a sus tíos.    

6.389
Compartir

Pese a los constantes rumores de crisis, la presencia de Charlene y Alberto en este evento volvió a desmentirlos, al menos por unos cuantos días más. La pareja no eludió la gran cita con la moda que tenía lugar precisamente en su entorno palaciego, en casa, así que se pusieron su mejor sonrisa y disfrutaron de la última colección crucero de Nicolas Ghesquière para Louis Vuitton como los que más.

Charlene

Charlene de Mónaco eligió un vestido corto que dejaba ver sus largas piernas.

Charlene, de 36 años, ha sabido transformarse de sirena de la natación a una de las princesas europeas con más estilo. Y cada aparición suya, distinguida por elegantes atuendos, provoca encendidos elogios. Esta vez optó por un vestido minifaldero, con el que lució sus bien torneadas piernas.

A su lado el soberano Alberto, con quien contrajo matrimonio el 1 de julio de 2011, y a quien ella ha definido recientemente como “mi mejor amigo”. Así pues, de crisis nada. Aunque, eso sí, el mundo espera un heredero de ellos y estos parece que todavía no se animan a aumentar la familia.

camille-pauline

Camille y Pauline, de 15 y 20 años, hijas de la princesa Estefanía.

Quienes no faltaron a la cita fueron sus sobrinas, Pauline Ducruet y Camille Gottlieb, hijas de la princesa Estefanía (de sus relaciones con Daniel Ducruet y Jean-Raymond Gottlieb, respectivamente). Las hermanas se llevan de maravilla: ya salen juntas y disfrutan de la moda como cualquier chica de sus edades. Y según observamos, la menor, que en verano cumplirá 16 años, ha dado un estirón y está más estilizada.

Además estaba su primo, Pierre, el menor de los tres hijos de la princesa Carolina y Stefano Casiraghi, quien se sentó en primera fila al lado de su tío Alberto para presenciar el desfile. De todos es conocido que el soberano monegasco adora a sus sobrinos y que, a falta de descendencia propia, está encantado con ellos.

Otros famosos invitados dieron brillo al desfile de Vuitton, como las actrices Jennifer Connelly, Zhang Ziyi, Adele Exarchopoulos y Charlotte Gainsbourg.

Pierre Casiraghi

Pierre Casiraghi, en primera fila junto a una sorprendida Delphine Arnault, hija del dueño de la firma Luis Vuitton.