Charlene, sin crisis con Alberto: “Estar juntos ha sido un reto que nos ha unido”

Las recientess declaraciones de Charlene de Mónaco, esposa del príncipe Alberto a la edición italiana de la revista Vanity Fair, nos muestra a una mujer de su tiempo, una esposa enamorada e ilusionada ante una posible maternidad, que ha aprovechado la ocasión para desmentir RECIENTES RUMORES DE CRISIS MATRIMONIAL. Charlene de Mónaco, que rechaza el papel que algunos le atribuyen en un moderno cuento de hadas, ha abordado sin frases hechas su relación con con el soberano del Principado de Mónaco, Alberto II, y las esperanzas de ambos por convertirse en padres algún día y dar una sucesión dinástica.

4.247
Compartir

La exnadadora sudafricana ha aprovechado la oportunidad que le brindaba su aparición en las páginas impresas, para exhibir su imagen más serena y desmentir blanco sobre negro su rumoreada crisis matrimonial con Alberto, después de distintas noticias sobre sus salidas en solitario sin su marido y las APARICIONES PÚBLICAS DEL PRÍNCIPE SIN ELLA. Acallaba así Charlene de Mónaco crecientes comentarios en torno a una posible separación de hecho entre ella y Alberto, que, por otra parte, se ha convertido en un clásico prácticamente desde que contrajeron matrimonio en julio de 2011.

Cuando se le habla de Alberto, el príncipe, reivindica sin dejar lugar a dudas: “El príncipe Alberto no sólo es mi marido, sino que también ha sido siempre mi mejor amigo, y ha sido capaz de ayudarme a superar obstáculos que parecían insuperables”. Unas palabras más que cariñosas hacia un esposo en el que Charlene asegura confiar plenamente.

La princesa Charlene de Mónaco en el desfile de Louis Vuitton en  la semana de la moda de Paris, el 5 de marzo de 2014.

Hace menos de dos semanas, la princesa Charlene de Mónaco, muy sonriente y sin Alberto, asistió al desfile de Louis Ruitton en la Paris Fashion Week.

Cuando en la familia Grimaldi aún resuenan los ecos sociales de dos felices nacimientos principescos, el de Sasha, hijo de Andrea Casiraghi y Tatiana Santodomingo, y el de Raphaël, el bebé de Carlota y Gad Elmaleh, Charlene abordó el tema de su esperada y aún no realizada maternidad por la que tanto suspiran los monegascos. Sometida a una fuerte presión popular y mediática por no haber dado aún el ansiado heredero al trono, Charlene desvela sus sentimientos y los de Alberto al respecto: “le deseamos mucho”.
Un suceso, que por otra parte no solo depende de los interesados pues dice Charlene de Mónaco: “Todo está en manos de Dios. Hemos pasado muchos momentos difíciles y cambios profundos en nuestras vidas personales. Estar juntos siempre ha sido un reto que nos ha unido”. Un hijo, sin duda sería la culminación de su proyecto compartido con el príncipe.

Compartir
Artículo anteriorBlanca Suárez corre al encuentro del amor
Artículo siguientePau Gasol ha roto con su novia, Silvia López