Charlene, no para: de fiesta en fiesta entre Montecarlo y París

La princesa monegasca vive un otoño cargado de compromisos, como los que en los últimos días la han tenido en un contínuo ir y venir entre Montecarlo y París, sola o acompañada por su marido, el príncipe Alberto. El 29 de septiembre, los soberanos monegascos presidieron una gala benéfica por Sudáfrica en la Opera Garnier de Montecarlo, el mismo escenario que hace 15 meses albergó su banquete de boda. Charlene, magnífica con un sugerente vestido negro, estaba especialmente feliz por la presencia de Mike y Gareth, su padre y su hermano, en la gala, cuyos beneficios estaban destinados íntegramente a la fundación que preside la princesa.

1.021
Compartir

Presenció el desfile de Akris junto a Peter Kriemler, hermano del diseñador suizo.

Al día siguiente, aunque es una entusiasta de Armani, su modisto fetiche, Charlene se trasladó a París en solitario para asistir a la presentación de la nueva colección primavera verano 2013 de la firma Akris, del creador suizo Albert Kriemler, en el Palais de Chaillot. Vestida con un precioso modelo de ante en color burdeos, la princesa presenció el desfile junto a Peter Kriemler, hermano del diseñador de Akris, firma de la que ha vestido en ocasiones tan especiales como su boda civil o el enlace de los duques de Cambridge. Ya por la noche, la princesa tuvo el tiempo justo para cambiar de modelo antes de asistir a la cena que ofreció la firma de moda suiza en un céntrico restaurante de París.

Por la noche, la princesa asistió a la cena que la firma Akris ofreció para celebrar el éxito de la presentación.

Compartir
Artículo anteriorEva Longoria, solidaria contra el cáncer en Las Vegas
Artículo siguienteAlberto Contador cambia el maillot ciclista por el mandil de cocinero en Milán