Chabelita cierra filas con sus Albertos frente a los Pantoja

Está de celebración Chabelita Pantoja, hija de Isabel Pantoja y Kiko Rivera. En plena batalla familiar en estas últimas semanas con cruce de acusaciones más o menos veladas o expresas entre la cantante, el dj y la mamá de Albertito Isla jr., la joven se ha congratulado en su cuenta de Twitter su primer año y medio de amor con su novio y padre de su hijo. Los contados caracteres de Twitter le han bastado a Chabelita para revelarnos al tiempo su imagen más maternal y abnegada, con noches en vela incluidas, para cuidar al segundo nieto de Isabel Pantoja, a quien podría ir dirigido el mensaje de la joven tras las recientes recriminaciones de la cantante en los medios por sus salidas públicas sin el pequeño a quien deja en compañía de terceras personas

7.113
Compartir

A las tres menos veinte de la madrugada del viernes, una hora a la que muchas chicas de su edad y generación estaban preparando exámenes o disfrutando de una noche de fiesta con sus amigos, Chabelita Pantoja escribía en su cuenta de Twitter:”A estas horas me acuesto yo gracias a mi alberto jr. Descansad chicos. Que sean más días treces en nuestras vidas. Alberto Isla, año y medio”.

CHABELITA PANTOJA Y ALBERTO ISLA DURANTE LA ROMERIA DE "EL ROCIO" 2014 08/06/2014

Chabelita Pantoja y Alberto Isla fotografiados durante su última visita a El Rocío el fin de semana pasado. Esta salida de la pareja sin su pequeño, como otras separaciones de la joven de su hijo para operarse de los senos, provocaron uno de las ÚLTIMAS DECLARACIONES DE ISABEL PANTOJA contra el proceder de su hija.

Ya había avisado Chabelita que había llegado la hora de poner las cosas en su sitio y parece que ella está dispuesta a hacerlo a través de las redes sociales en las que se mantiene tan activa la hija de Isabel Pantoja. Habrá que esperar la reacción de su hermano Kiko Rivera, muy dado a responderle en la misma vía y entrar en tromba en directo.
Sigue abierta la ‘guerra de Pantojas’ en este verano que se anuncia más caliente aún en las redes que en las ciudades alejadas de la costa.