Celulitis a raya

La celulitis es un problema que nos afecta a todas y no solo a las rellenitas, si no también a las delgadas.

Compartir

primero y principal es distinguir entre celulitis y grasa localizada ¡no es lo mismo!. Por eso, para distinguir tu problema, debes reconocerlo y atacar cada uno con los productos adecuados.

Tres diferencias

Aspecto: en el caso de la celulitis, la piel pierde elasticidad y además se perciben los capilares. Pero si lo que tienes es grasa, tu piel está isa y tonificada.

Localización: La celulitis se presenta en los muslos, glúteos y en el interior de las rodillas. La grasa está más repartida: vientre, caderas, rodillas y torso.

Compresión: Es la prueba definitiva. Si aprietas con fuerza la piel, cogiendo un poco de la carne, el el caso de la celulitis notarás micro y macro nódulos. Sin embargo, si se trata de grasa, no tendrás piel de naranja.

Cómo se forman

Al ser distintos problemas, lógicamente también son diferentes las causas de su origen. En el caso de la grasa localizada, que aparecen por igual en hombres que en mujeres, depende más de ciertos hábitos y es más fácil de combatir que la celulitis.

Si padeces celulitis es porque sufres una acumulación de agua en los tejidos, debido a un aumento de ácido hialurónico, que dificulta su expulsión. Por eso el tejido se inflama y se produce ese efecto “acolchado”.

Compartir
Artículo anteriorTez dorada sin sol
Artículo siguienteLos mejores solares para el rostro