Céline Dion vuelve a lo grande con ‘Loved Me Back To Life’

Céline Dion es una artista al margen de las tendencias de la música, aunque en su nuevo trabajo, ‘Loved Me Back To Life’, ha hecho un esfuerzo por aggiornar su repertorio. El single que da título al disco está compuesto por la australiana Sia, artífice de canciones para Rihanna, Christina Aguilera, Rita Ora o David Guetta, un tema ‘up-tempo’, que se aleja ligeramente de su estilo habitual. 

Compartir

Han pasado casi siete años desde que lanzara ‘Taking Chances’ y ahora Céline Dion ha vuelto al inglés con ‘Loved Me Back To Life’, un disco que, sin alejarse de su línea habitual, ofrece, entre sus novedades, un sonido más fresco y acorde a los tiempos que en trabajos anteriores, y una Céline Dion con una voz menos ‘perfecta’ de lo habitual, llena de matices y emociones.

Entre las canciones de este disco, además del primer sencillo, destaca ‘Incredible’, un épico dúo con el cantante y compoositor de R&B Ne-Yo, que, como el propio artista ha comentado, sería perfecto como canción oficial de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno. Ne-Yo, artífice de grandes éxitos de Beyoncé y Justin Bieber, también contribuye con otra canción, ‘Thank You’, con una Céline agradecida y contenida.

En el capítulo de colaboraciones no hay que olvidarse de Stevie Wonder, con quien Céline recrea su célebre ‘Overjoyed’, que la cantante canadiense interpreta habitualmente en su show de Las Vegas. Un espectáculo con el que sigue batiendo récords de recaudación y en cuyo repertorio también está otro de los temas de este disco, ‘At seventeen’, recordado hit de la cantautora Janis Ian, que en esta ocasión cuenta con unos arreglos muy ‘brasileños’.

Cierra el disco ‘Unfinished Songs’, de la banda sonora de la película del mismo nombre, compuesta por Diane Warren, colaboradora habitual de Céline y artífice de la archifamosa ‘Because You Loved Me’ o ‘Love Can Move Mountains’, éxitos de la canadiense, que no se olvida de los baladones en este nuevo trabajo, como ‘Didn’t Know Love’ o ‘Thankful’.

Mención aparte merece ‘Water and a flame’, que iba a dar título a este disco, pero que, después de que su autor, Daniel Merriweather acusara a Céline de intentar apropiarse de la autoría de esta canción que él ya había grabado con Adele. La polémica se desató después de que la canadiense no le citara en una entrevista televisiva y él colgara en las redes sociales comentarios muy duros contra ella. Pese a todo, es posiblemente el mayor acierto de este disco.

Compartir
Artículo anteriorDavid Safier, tan divertido como siempre, en '¡Muuu!'
Artículo siguienteKiko Rivera y Jessica Bueno se ven las caras en los juzgados de Sevilla