Carmen Martínez-Bordiú y José Campos, ante un divorcio hostil

Ya ha empezado a moverse ficha en los juzgados entre José Campos y Carmen Martínez-Bordiú. Al parecer y según comentarios de la abogada de Carmen, Teresa Bueyes, ha sido la letrada quien habría denunciado al empresario cántabro y su abogado por amenazas. En el transcurso de las conversaciones iniciadas con la otra parte para conseguir un convenio regulador que facilite un divorcio de mutuo acuerdo, entre Carmen Martínez-Bordiú y José Campos, ha debido producirse la situación denunciada por la señora Bueyes, que ha desvelado una supuesta exigencia de 300.000 euros a cambio de un “pacto de silencio” de José Campos.

Compartir

En el entorno legal que representa a Carmen Martínez-Bordiú se asegura que la exmujer de José Campos “no está dispuesta a soportar presiones porque como hable alguien de estos dos el que va a salir perdiendo es José Campos”.
El empresario santanderino, por su parte, ya avanzó al confirmar su ruptura con Carmen Martínez-Bordiú y los acuerdos posibles para su divorcio que: «Esto no va a acabar bien». Algo que en su círculo se explicó porque: “Él se casó con Carmen y ahora ha conocido a Carmen Martínez-Bordiú”. Se sigue insistiendo en su imagen de esposo engañado y en que lo sucedido “le ha pillado de sorpresa”, además de que le reprocha a su exmujer “la manera de hacer las cosas”.Sobre las particulares circunstancias que desencadenaron su ruptura matrimonial encontrarás información extensa en nuestra web.

Ante el tono reprobatorio de José Campos, los amigos de Carmen Martínez-Bordiú, han cerrado filas y replican que: “José Campos debería que explicar qué tipo de vida y qué tipo de hábitos lleva para que Carmen haya decidido que su compañía sea poco conveniente”. Para finalizar, se asegura que “Campos tiene un ataque de celos tremendo y sabe perfectamente que su matrimonio estaba acabado hace tiempo. Carmen seguía con él porque le daba pena, lo ha querido mucho y ahora se encuentra con que se le han acabado muchos privilegios. Carmen pagaba todo y las exclusivas sin embargo se las repartían al cincuenta por ciento. Él ha tenido una presencia pública de la que ha sacado beneficio”.

Carmen Martínez-Bordiú y José Campos

Durante los siete años que duró su unión, José Campos entró en el mundo de Carmen Martínez-Bordiú, con la que compartió viajes exóticos, fiestas sociales y muchas de las ganancias generadas por actividades publicitarias.

.Así las cosas en la distribución de responsabilidades, el capítulo de reparto de bienes se prevé como el principal campo de batalla para los exesposos desde antes de llegar si quiera a tramitar su separación oficialmente ya que “Carmen no ha puesto aún la demanda, porque desde el principio estaba planteada de mutuo acuerdo, pero no se sabe por qué razones José Campos acabó desestimando esta opción”, asegura la abogada Teresa Bueyes.
El acuerdo inicialmente previsto comenzó a naufragar a causa de un barco y la petición de José de quedarse con este regalo que Carmen le hizo en su día… La solicitud que que su exmujer corriese con los gastos de traslado de la embarcación desde Mallorca, donde se encuentra, a Santander, donde vive él, colmó la paciencia de Carmen Martínez-Bordiú, quien además se encarga de pagar el seguro y el dique seco de la mencionada embarcación.
Sin tener un régimen de gananciales en su matrimonio, hay propiedades inmobiliarias que también están en el ojo del huracán del conflicto entre los exesposos, pues José se siente maltratado por su marcha del que él consideraba el “hogar conyugal” y según la representante legal de Carmen Martínez-Bordiú, era una casa de la que su cliente era única propietaria y que, en un momento dado, arrendó a José Campos, que nunca pagó el alquiler comprometido en contrato: “Razón por la que, cuando la historia se terminó, él se tuvo que marchar”.
Esta y otras informaciones que van surgiendo en la crónica de una guerra anunciada, apuntan a un divorcio tremendamente hostil entre Carmen Martínez-Bordiú y José Campos.
Pasada página de su historia con Campos, Carmen Martínez-Bordiú sigue saliendo con Luis Miguel Rodríguez, propietario de Desguaces La Torre, un pingüe negocio que comparte en régimen de gananciales con su esposa legítima de la que asegura “no tener planes de separarse ni divorciarse”.