Carlos de Inglaterra, superheredero en Cornualles

El príncipe Carlos de Inglaterra sigue beneficiándose de una ley de 1307 por la que recibe la herencia de los que mueren sin hacer testamento y si herederos reconocidos en el ducado de Cornualles, costumbre feudal que en 2012 le reportó 640.000 euros.

1.086
Compartir

Carlos de Inglaterra, además de príncipe de Gales es duque de Cornualles (título que ostenta su esposa, Camila). Una ley de la Edad Media establece que las tierras de todos aquellos que mueran sin hacer testamento y sin herederos que las reclamen en la región de Cornualles pasan a ser propiedad del príncipe de Gales. Este privilegio ha suscitado no pocas críticas, pues en el resto de país, las propiedades cuyo dueño muere sin hacer testamento y sin herederos reconocidos se las queda el Estado.

La mayor parte del dinero que recibe Carlos de Inglaterra por este concepto se destina a organizaciones benéficas a través de una de las fundaciones que lleva su nombre, mientras que un porcentaje se guarda como reserva para hacer frente a eventuales reclamaciones de posibles herederos de los fallecidos. La mencionada ley de 1.307 establece que el hijo mayor del monarca hereda el título de duque de Cornualles y una finca de más de 53.000 hectáreas, cuya explotación le permitió a Carlos ganar el año pasado 21 millones y 300.000 euros, la mayoría pricedentes del alquiler de propiedades de esa finca. Dado que Carlos paga impuestos, cada año se hace público el rendimiento de su ducada y siempre sorprende que siga siendo beneficiario de una ley feudal.

Compartir
Artículo anteriorBlanca Suárez desmiente que haya roto con Miguel Ángel Silvestre
Artículo siguienteLas chicas Beckham, en París para celebrar el 38 cumpleaños de David